viernes, 30 de diciembre de 2016

REBELDES CON CAUSA


 A todos nos ha ocurrido. Sin embargo, nunca se habla de ello ni se conoce denuncia al respecto. Pero el hecho es ¿dónde diantre se meten los calcetines que misteriosamente desaparecen después de haberlos echado a lavar?

  Al descubrir la ausencia, se suele mirar en el fondo de la lavadora. Revisión infructuosa. Luego, se rastrea el trayecto entre la máquina y el cesto de la ropa sucia, quizás se cayó durante el traslado. Comprobación inútil. Después, se ojea la canasta de mimbre por si alguna hebra los hubiera retenido. Tampoco nada. Finalmente, se guarda al sobreviviente en espera de que pueda aparecer su pareja. No hay noticias de que ocurriera jamás.

   Un equipo de científicos y parasicólogos ya está investigando el caso. Han descubierto que el fenómeno, curiosamente, no se produce en zonas pobres de Asia y África y que estas prendas presentan gran sensibilidad a la alienación, por lo que solo ejemplares con complejo de Narciso son inmunes al ansia de escapar. Se supone que emigran en busca de compartir su vida con compañeros de distintos colores, diseños y texturas con los que desarrollar su propia personalidad.

   La resolución de este enigma que atribula a la humanidad está próxima.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: Inmigración).

lunes, 26 de diciembre de 2016

AUTOPISTAS VACÍAS

  

  
 El camión que entró por despiste en la autopista quedó atrapado en las telarañas del primer túnel.

(Relato ganador en el blog Cuenta 140, de El Cultural. Tema: Autopistas vacías. Relatos con un máximo de 140 caracteres. El juez único dijo:
"La clave de este relato está en una imagen de tal contundencia ilustrativa que atrapa como la misma telaraña en la que desemboca el malhadado camión protagonista. El autor ha tomado el tema de la semana y ha optado por lo descriptivo para narrar un escenario apocalíptico y un despiste mortal, proponiendo un mundo donde las telarañas son el resultado del abandono y a la vez una desgracia en la que caen los conductores despistados. Podemos imaginar gigantescos arácnidos como tétricos guardianes de la desolación y voraces devoradores de quienes pierden el rumbo para caer en su trampa. El cuentín, aquí, actúa como una flecha. Con un solo movimiento da en la diana de proponernos un escenario fascinante con una narración directa y veloz. 

Enhorabuena, Rafa Olivares, por el premio."

miércoles, 21 de diciembre de 2016

TE QUIERE, MAMÁ

CARMINA
Te quiere, mamá, más que a ninguno de los cinco, incluidas las mellizas. Por eso tienes que ser tú quien se lo diga, no podemos permitir que se entere de cualquier manera. Hay que evitarle el bochorno ante todos los vecinos y la preocupación de cómo atender el gasto. Tiene que saber cuanto antes que hoy es veintiuno.



ANIVERSARIO
«Te quiere, mamá» termina, como siempre, la carta con matasellos de la estafeta de Manhattan y con su inconfundible y elegante letra que me entrega el cartero, indefectiblemente, cada once de septiembre desde el año del impacto de su vuelo.



SIN PAPELES
–Te quiere, mamá, como si fueras su madre –le dice Javito en tono entre suplicante y convincente–, es limpio, ordenado, obediente y me ayuda en los deberes. Podría dormir en el jardín y por su alimentación no tendrías que preocuparte, se nutre de moléculas aéreas invisibles. Pero de momento no podríamos adoptarlo porque se dejó la documentación en Ganímedes. 



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Te quiere, mamá).

lunes, 19 de diciembre de 2016

PUBLICIDAD ENGAÑOSA

   Pensaba que sería el cartero y, al abrir la puerta, Patricia se encontró con la sorpresa de ver a su marido Eduardo, algo serio y desmejorado, con una nota en la mano que extendía ante sus ojos. De inmediato reconoció la letra de Marga, su mejor amiga, que empezaba pidiendo perdón. Y seguía: tus comentarios siempre positivos y optimistas sobre Edu me confundieron, llegando a idealizarle y a ilusionarme. Ojalá no me guardes rencor por devolvértelo dos meses después. Verás que está tal cual me lo llevé. No tienes por qué preocuparte, te prometo que no comentaré nada a nadie.



(Relato finalista en el programa Wonderland, de Radio 4).

martes, 13 de diciembre de 2016

MUERTES UNISEX

ÚLTIMA SINGLADURA

El otro, hombre o mujer, siempre muerto, se mece de nuevo en la cubierta de una barca que surca aguas, esta vez seguras, hacia un destino, ahora sí, acogedor. A los remos, atareado y sin embargo puntual, Caronte conoce bien el rumbo.


RACHA

El otro, hombre o mujer, siempre muerto. Después de seis meses, a tres sesiones diarias, ya sobrepasan el medio millar. Estos períodos de gracia hay que aprovecharlos, ya vendrán los tiempos malos. Lo mejor es que nunca faltan aspirantes. Todos con la ilusión de ganar una fortuna fácil a mi costa. Y con el deseo imposible, en mi actual estado de gracia, de no encontrarse con el único huésped del veleidoso tambor ruso.



CHECK LIST

El otro, hombre o mujer, siempre muerto, inerte, en el féretro, cumplía todos los requisitos. Se había diplomado en Arte Dramático con buenas calificaciones, vocalizaba perfectamente, sin dejes ni sonsonetes, hablaba idiomas, sabía cantar y bailar y tenía experiencia en otro tipo de actuaciones y representaciones. Además gozaba de excelente resistencia física. Era pues, la persona idónea para permanecer cinco horas en el escenario en el personaje de Mario. En la lista de habilidades y conocimientos no ponía nada sobre ronquidos.






(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El otro, hombre o mujer, siempre muerto).

lunes, 5 de diciembre de 2016

DE BOCADOS Y PINCELES

DONDE LAS DAN

De un certero bocado, le arrebató el pincel con el que trataba, ahora amablemente, de disimularle los moratones de la noche anterior. Probablemente los últimos, porque con la escobilla se llevó también media mano.



ARTE COMERCIAL

De un certero bocado, le arrebató el pincel de mango de hueso de ternera y cerdas naturales –2’10 euros en oferta–, cuando solo había trazado una raya disforme que no llegaría a cinco céntimos de pintura al óleo. En total, con el lienzo y el bastidor ya montado, en ningún caso pasaría de 30 euros. Por eso, no pudo evitar una mirada de gratitud al caniche cuando, en la subasta, la obra superó el millón. 



ANTECEDENTES

De un certero bocado, le arrebató el pincel antes de que se durmiera. Después, el dinosaurio, aguardó expectante a que despertara.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: De un certero bocado, le arrebató el pincel).

domingo, 27 de noviembre de 2016

MÁS ALLÁ DE LAS RECETAS

Me insiste en que arroje sus cenizas al mar. Creo que quiere evidenciar que es más previsor que mi anterior marido, que solo pidió la incineración, sin preocuparse por el destino de las pavesas. Pero no sé, porque siempre que lo dice mira con aprensión la salsa bechamel al roquefort.



(Relato finalista en el concurso del blog Cincuenta Palabras).

martes, 22 de noviembre de 2016

NO ERA EL MAR

ATREZO

No era el mar pero se le parecía mucho. Con sus olas, su espuma blanca, sus barcos, sus peces, su Neptuno… Solo aquel par de sirenas sobre las rocas no terminaba de gustarle al Director. Claro, él las había imaginado con rizado pelo rubio, pechos turgentes y larga cola de escamas plateadas; a cambio, esas luces anaranjadas e intermitentes y ese sonsonete de ambulancia no acababan de convencerle.


ACTOS REFLEJOS

No era el mar pero se le parecía. Exhausto, sucio y sudoroso, el aventurero se encontró, en medio del desierto, con una refrescante playa tropical de aguas cristalinas, verde vegetación y apetitosos frutos. De inmediato, sus neuronas expulsaron la palabra espejismo del cerebro y su vida experimentó un sensible cambio a mejor.


ENTRE NUBES Y OLAS

No era el mar pero se le parecía. Se puede decir que aquello no llegaba a tormenta pero el balanceo ondulante era contínuo. Una ballena gris no dejaba de seguir mi estela y, cuando alcanzaba la cumbre de cada ola, podía ver por babor a la morsa con una bola sobre el hocico. Cuando el buque hizo sonar la sirena tres veces todo se paralizó y mamá me estaba esperando, con una nube de azúcar en la mano, al pie del tiovivo.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: No era el mar pero se le parecía).


martes, 15 de noviembre de 2016

ESPERANDO EL PERDÓN

TRAVESURAS

–Espero que puedas perdonarme, papá –dijo el pequeño Barron, algo ruborizado, acercándose a la mesa en la que seis teléfonos empezaban a tronar al unísono, al tiempo que el Secretario de Estado, con el rostro desencajado, irrumpía sin llamar en el despacho oval–, he pulsado sin querer el botón rojo de ese maletín negro.



ATADURAS

–Espero que puedas perdonarme que tomara tus ropas de trabajo para mi disfraz de carnaval, también que me bebiera el vino y cogiera las monedas de la colecta. En cualquier caso, además de mi hermano, eres mi confesor y no te queda más remedio.



PRISAS

Espero que puedas perdonarme antes de que te haga efecto el zumo.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Espero que puedas perdonarme).


viernes, 11 de noviembre de 2016

DESEO CUMPLIDO

   
Me lo había repetido muchas veces, como si temiera que lo fuera a olvidar. Incluso dedicó sus últimas palabras a recordármelo una vez más. Siempre quiso ser incinerado y que sus cenizas terminaran en el mar. Durante el velatorio mi voluntad estaba confusa. Desprecios, humillaciones y agravios parpadeaban por mi mente como las luces de una feria desde un carrusel. Y me hacían dudar. Finalmente, en deferencia a los muchos años de resignación, decidí atender su deseo; después de todo nunca he sido rencorosa. A la vuelta del tanatorio, aboqué la urna en el inodoro y tiré de la cadena.







(Relato finalista en el concurso Wonderland de Radio 4).

martes, 8 de noviembre de 2016

MIRANDO AL CIELO

FUSIÓN A NEGRO

Sigo observando mi trocito de cielo, más pequeño a cada palada de tierra.



EXTRAESCOLARES

Sigo observando mi trocito de cielo en el firmamento después de resolver el asunto del orden y los turnos de uso del telescopio. En el hall del observatorio, el científico, el profesor y mis veintidós compañeros reposan inertes.



PERSPECTIVA

Sigo observando mi trocito de cielo ante el que a veces pasa un pájaro, un globo, una nube o un avión. Cuando ocurre, me entristece verlos prisioneros tras esos barrotes de acero paralelos.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Sigo observando mi trocito de cielo. "Fusión a Negro" finalista semanal entre 1345 relatos).


domingo, 6 de noviembre de 2016

TENSIÓN EN LA CALLE

   Las principales avenidas estaban a rebosar. En las últimas horas de la tarde, ya anocheciendo, familias enteras deambulaban por aceras enmoquetadas de rojo ante comercios engalanados con luces, abetos y espumillón, realizando las compras propias de cada diciembre. Las músicas navideñas de unos locales pugnaban con las de otros por hacerse notar. En las esquinas, numerosos Papás Noel tañían sus campanillas y repartían globos y golosinas entre los más pequeños. A la hora exacta, todas las luces se apagaron, cesó cualquier sonido y hasta los Santa Claus guardaron sus instrumentos. Un estridente silencio se adueñó del ambiente. Dos potentes focos hicieron converger sus haces de luz sobre Giacomo Pochetino que, a ciento cincuenta metros del suelo, en una azotea, se disponía a cruzar entre dos edificios por un cable de acero, subido a un monociclo y con una barra metálica entre las manos. La gente, absorta, mantenía la respiración con el corazón sobrecogido. Giacomo, después de saludar, se puso en movimiento lentamente gestionando el equilibrio en función de las cambiantes pautas de un leve balanceo. Al llegar justo a la mitad, el volatinero se iluminó como un árbol de Navidad, empezó a chisporrotear y liberó una cascada de partículas refulgentes. Desde allá abajo, el público, arremolinado en calles y plazas, aplaudía y vitoreaba entusiasmado. Muy pocos se dieron cuenta de que un extremo de la barra acababa de rozar una línea de alta tensión. 



(Relato finalista en el concurso DoReMicros, de Me Suenan tu Letras, del mes de Octubre. Tema: titiriteros).


miércoles, 2 de noviembre de 2016

ABSTRACCIÓN

 
 Cuando alguien logra encender el candil, entre su oscilante luz, consigue distinguir en el rostro de Antón dos surcos de lágrimas con ribetes de hollín; el mismo tizne que pespuntea también las arrugas en la frente, cara y manos de Domingo. Con el ciego frontal aún en la cabeza, Efrén dormita abrazado al bidón común de agua menguante. Las sombras de los otros doce compañeros, engurruñados, se difuminan entre oscuras rocas y penumbras. Tras dos semanas sin contacto con el exterior, Eladio, cerrando los ojos, se ve de nuevo bajo un sol deslumbrante, mientras su cuerpo se balancea suavemente, al ritmo de las olas, en mitad del océano.




(Relato finalista en el concurso DoReMicros, de Me Suenan tus Letras, del mes de Septiembre. Tema: Apagón).

sábado, 29 de octubre de 2016

SUCESOS INEXPLICABLES

   «Del resultado del análisis ocular se desprende que doña Angustias Pamblanco presenta, en el interior de la laringe y muy cerca de la glotis, un revuelto de sílabas, interjecciones y símbolos asociados a un considerable exabrupto, que ha hecho masa, obturando la salida de aire y provocando su defunción por asfixia», relata en su informe el forense. Por su parte, el inspector se limita a redactar que el marido, único testigo del suceso y todavía en paños menores, no sabe explicar las causas del repentino fallecimiento. A su lado, un dogo alemán en ropa interior femenina, observa indiferente la escena.



(Relato ganador semanal y accésit trimestral en el Concurso Wonderland, de Radio4).

martes, 25 de octubre de 2016

AL OTRO LADO DE LA VENTANA

MERCADO DE INVIERNO

Al otro lado de la ventana ningún movimiento. Después de quince días de discreta pero continua vigilancia, no había ningún indicio de vida en aquella casa. Mucho menos del hombre más buscado desde la muerte de Bin Laden. Sin duda la información del confidente no era fiable. Tampoco las palabras en aquél azulejo, a la entrada, podían considerarse como una pista sólida. El teniente leyó una vez más: Aquí vive uno del Atléti.



LÍNEA 6

Al otro lado de la ventana, afuera, nada de nada. La más absoluta oscuridad a cualquier hora del día o de la noche. Eso sí, desde bien temprano y hasta bien entrada la noche, cada cuatro minutos, un torbellino estruendoso, que debe de ser lo más parecido a un ataque de artillería, agita toda la casa en lo que dura un avemaría. Tendría que habernos escamado un alquiler tan barato y ese anuncio de vivienda sótano entre Argüelles y Moncloa.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Al otro lado de la ventana).

sábado, 22 de octubre de 2016

FUERA DE CATÁLOGO



Tres meses después de naufragar, con apenas agua y comida, frente a aquella isla desierta, habían conseguido capturar más de cien monstruos de Pokémon, además de otro, que no sabían clasificar. Grande, indiferente, de mirada melancólica, pequeños cuernos, cola nerviosa y ubres a reventar. No sabían qué hacer con él.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

martes, 18 de octubre de 2016

CORTINAS EN LLAMAS

HARTAZGO

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina -aún nadie sabe cómo- nos encontrábamos todos en casa. A la abuela le dio una crisis de ansiedad, el abuelo cogió a mis hermanos y los sacó a la calle y papá se ocupó de poner a salvo varios enseres antes de que llegaran los bomberos. Mamá parecía la más serena y observaba las llamas impasible. Hacía tiempo que decía que estaba harta de ese horrible estampado de frutas.



AMIGOS EXCLUSIVOS

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina, antes de arder todo el edificio y después todo el barrio, no estábamos nadie en casa. Quizás Carlitos pero, como de costumbre, nadie le vio ni le oyó. Él es muy divertido aunque un poco manazas. Me costó tres días enseñarle a encender el mechero de papá mientras alrededor todos se reían pensando que hablaba solo. Ahora, los del seguro no dejan de preguntarme por él.



SUCESOS MEMORABLES

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina mientras ensayaba malabares con antorchas, antes de sus prácticas con la lira, no imaginaba que aquel verano del 64 quedaría por siempre unido a la ciudad de Roma.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Cuando se prendieron las cortinas de la cocina).

jueves, 13 de octubre de 2016

DOMINGOS AMARGOS

CAMBIOS
Poco antes de que los domingos fueran amargos salíamos de excursión todos los fines de semana. Las cuatro parejas. Nunca faltaba nadie. Con nuestros cascos, nuestras risas, nuestras chupas de cuero, nuestras banderas confederales, nuestros pañuelos piratas, nuestros cánticos… Después de aquel día ya nada fue igual. Ahora Jessi no está y ya solo Ricky sigue sobre dos ruedas… paralelas.

NOSTALGIA
Poco antes de que los domingos fueran amargos era muy distinto. Había ilusión, alegría, entusiasmo, goce, éxtasis… Todo acabó cuando Messi decidió colgar las botas.


PENITENCIA
Poco antes de que los domingos fueran amargos llevaba una vida rutinaria. Maitines, las clases de la mañana, el rosario de las tardes, alguna extremaunción, la catequesis y las oraciones de la noche. Aquel chavalito rubio empezó a cambiarlo todo.


PRÓXIMO MILENIO

Poco antes de que los domingos fueran amargos, ásperos, fríos y tristes, los recuerdo dulces, suaves, cálidos y alegres. Los niños volaban cometas, se podía oír música, se veían estrellas, en los mares había peces y en los campos mariposas. Lo único que sigue igual es la vieja discusión: el cambio climático. Sin datos, porque todos los medidores atmosféricos reventaron hace tiempo.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Poco antes de que los domingos fueran amargos).

martes, 4 de octubre de 2016

MUJER DIEZ CON ATENUANTES


—Pues mira, Tomasa, te cuento; esa madrugá, como toas, me levanté al canto de los gallos. Prendí la leña del horno que había dispuesto la noche de antes, amasé la harina y la puse a cocer. Luego le eché hierba fresca a los conejos y alpiste a las gallinas antes de recoger los huevos de la puesta. Ordeñé las vacas y saqué al camino las cántaras pa cuando pasaría el furgón de la lechera. Marché al prao con las cabras pa que pastasen mientras daba riego al bancal de hortalizas, podaba los almendros, recogía los frutos que apuntaban a madurar y segaba los cereales del sembrao. De vuelta a la casa, ya atardeciendo, iba a rastrillar la maleza del patio cuando mi Manolo, que se acababa de levantar, me pidió que le rascara el espinazo. Con diez años ya de casados me venturaba lo que vendría de seguido, y que aluego después enfilaría pa la taberna a echar la partía de toas las noches. Si le pasé por el lomo el rastrillo fue porque lo tenía a mano y maliciaba que procuraría mayor alivio. ¡Y vaya si procuró! Solo por eso me dieron este descanso. Tres años y un día.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: Mujer rural).

jueves, 29 de septiembre de 2016

AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA

El abogado de Don Silvino Cifuentes, vecino del cuarto centro derecha, admitió ante el Tribunal la autoría de su representado en los cargos que se le atribuían: quema de la carpeta de actas de la Junta de propietarios, intento de asfixia al Administrador mediante la introducción en la boca de una toalla de baño de rizo americano y tentativa de degüello, a la altura de la nuez, del Presidente. En su exposición de conclusiones calificó los hechos de «incidentes habituales en las reuniones de comunidad» y esgrimió la atenuante de haber ocurrido tras la vigésimo quinta votación, sin acuerdo, sobre el cambio de llaves de la portería.





(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados. Palabras obligatorias: nuez, incidente, carpeta, llave y toalla. Tema: abogados).

martes, 27 de septiembre de 2016

DITS ENFARINATS

EN IDOMENI

Y le manchaba los dedos de harina al entregarle el paquete de panecillos para su distribución. Pero no le importaba; después del reparto se los lamía con fruición. Era su comida principal del día.



FAVORES EXPRESS

Y le manchaba los dedos de harina al entregarle el paquete de diez quilos de panecillos típicos al salir del aeropuerto. De inmediato, la inhalaba de las manos con fruición. Ahora pienso que quizás no era harina. Ni panecillos.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Y le manchaba los dedos de harina al entregarle el paquete).

martes, 20 de septiembre de 2016

DE LÁPICES

MONOPARENTAL 1950

El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba en la piel era de punta de grafito. Por eso, a media tarde, ya solo quedaba una mancha borrosa que el niño, rubio y de ojos claros, contemplaba decepcionado. Ya no se parecía a la cifra indeleble en el antebrazo de su madre.


SEÑALES

El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba amorosamente en la servilleta de papel que le ponía con el desayuno, agotó su mina de grafito. Fue entonces cuando él, ruborizado, levantó la vista y, dirigiéndole la palabra por primera vez, le preguntó: ¿Ya no utilizáis la marca esa de servilletas con el corazón y la flecha?


REACCIONES

El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba en el espejo del baño antes de marcharse era de carmín. Cuando el amante de turno, al levantarse, lo veía, si era aprensivo se iba al hospital, si creyente a una iglesia, pero si era ordenado se ponía rápidamente a redactar el testamento.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba).

viernes, 16 de septiembre de 2016

ABSTRACCIÓN

Cuando alguien logra encender el candil, entre su oscilante luz, consigue distinguir en el rostro de Antón dos surcos de lágrimas con ribetes de hollín; el mismo tizne que pespuntea también las arrugas en la frente, cara y manos de Domingo. Con el ciego frontal aún en la cabeza, Efrén dormita abrazado al bidón común de agua menguante. Las sombras de los otros doce compañeros, engurruñados, se difuminan entre oscuras rocas y penumbras. Tras dos semanas sin contacto con el exterior, Eladio, cerrando los ojos, se ve de nuevo bajo un sol deslumbrante, mientras su cuerpo se balancea suavemente, al ritmo de las olas, en mitad del océano.



(Relato finalista en DoReMicros, el concurso a distancia del evento Me suenan tus letras. Tema: Apagón).

martes, 13 de septiembre de 2016

LUNARES CONOCIDOS

TUPIDOS VELOS

El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca. Eran, sobre todo, esas pequeñas marcas, las que le permitían distinguir a sus clientas de servicios eróticos. Allí, en Islamabad.


MOTU PROPRIO

El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca. Lo había visto anteriormente en infinidad de ocasiones, pero siempre en dibujos o fotografías que amigos o familiares le mostraban. Ahora, por primera vez, lo podía contemplar directamente con sus propios ojos. Solo tuvo que dar un paso atrás.



TODOS PARDOS

El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca del sonriente y guasón cliente de esa mañana. No es que fuera parecido o idéntico, es que era el mismo de la rubia seductora de la loca noche anterior.



INASEQUIBLES

El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca. Cierto que la cirugía plástica le hacía irreconocible y que incluso algo le habían hecho en las cuerdas vocales para cambiarle la voz, pero aquella marca de nacimiento resultaba más segura que el ADN. No había duda, se trataba del comercial de Pelmaphone, empeñado en que se cambiara de compañía.




(Relatos presentados a Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El masajista no tardó en reconoce aquel lunar bajo la nuca).

lunes, 5 de septiembre de 2016

INSUMISA

Él deja flotando en el aire unos amenazantes puntos suspensivos. Espera que ella entienda, analice y valore lo que llevan implícito pero que sus labios no han mencionado. Y así es, ella comprende, medita, evalúa... y a continuación, explícitamente, le planta en la cara un punto final y pasa página.



(Relato finalista en el mes de Agosto, en el concurso del blog Cincuenta Palabras).

miércoles, 31 de agosto de 2016

NUEVO AMANECER


 En el gráfico económico, la línea de los beneficios del bufete Serrano y Pardines se acerca ya al rodapié del despacho. Muchos más gastos que ingresos. La memoria del ejercicio recién acabado no puede ser más desalentadora. Ante esta situación, es preciso adoptar medidas con acierto y celeridad. Lucio Serrano, copresidente de la firma, presenta a su socio, Cándido Pardines, un plan de reinversión en la sociedad con una panorámica de recuperación optimista e inmediata, que supondrá un nuevo amanecer para la compañía y que requiere de la aportación extraordinaria de quinientos mil euros cada uno. Realizado el desembolso, y con él en la maleta, Serrano se marcha al Machu Picchu con la esposa de Pardines a contemplar el próximo eclipse de sol.






(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligadas: memoria, panorámica, adoptar, eclipse y gráfico).

lunes, 22 de agosto de 2016

LA LARGA Y PENOSA ESPERA


   Quedan quince minutos, cuarenta segundos y tres milésimas. Parece solo un rato pero se me está haciendo eterno. Hace tiempo hubiera deseado estar en este preciso momento, ahora sé que la ansiedad permanecerá hasta rebasar la última milésima. Para entonces habrán sido, exactamente, veintidós años y un día de espera.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras del mes de Julio).

martes, 16 de agosto de 2016

REBAJANDO MARCAS

   
 Por fin, el gran día ha llegado. Durante meses he preparado a conciencia la carrera más importante de la temporada. Seleccioné el calzado con mejores prestaciones en esa oscura y brillante pista. Estudié minuciosamente el recorrido planificando ritmos y tiempos de paso. Entrené en idénticas condiciones de altura, luz, temperatura y humedad a las del circuito de la prueba. Ahora, situada en mi puesto de salida –¿o es de entrada?–, percibo en mis rivales el hedor del miedo al fracaso rebozado en ansiedad. A la señal esperada, irrumpimos todas en veloz estampida. Utilizo mis codos para ganar posiciones. Al paso del primer obstáculo varias contrincantes caen trabadas. Después, agarro el antebrazo de la corredora que me precede y me impulso rebasándola. Ya solo delante, con un cuerpo de ventaja, la joven de piel tostada y zancada de gacela. Entonces echo mano –pie sería más apropiado– del recurso que tenía en reserva; le piso el talón y aquella se trastabilla y alfombra el suelo. El triunfo es mío. Tras los trámites de rigor, abandono el escenario del éxito luciendo orgullosa, en el cuello, el abalorio que evidencia mi victoria. Una buena marca de 24,99. Ayer me habría costado 119,99 euros.




(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: deporte olímpico).

martes, 9 de agosto de 2016

HACE ALGUNOS VERANOS

    Por burlar el aburrimiento de aquella calurosa tarde de agosto, la pandilla aceptó la propuesta de Piraña y provistos de redes, cazamariposas, bicheros y otros artilugios emprendieron la búsqueda y caza de imaginarios y diminutos monstruos que se ocultaban en cualquier recóndito lugar. Al llegar la noche ya tenían más de cien distintos. Satoru Iwata, el niño japonés que llegó al pueblo ese verano por primera vez, no participó del juego. Pero tomó nota de todo.





(Relato presentado al concurso Relatos en Serie, de la cadena SER. Tema: serie Verano Azul).

sábado, 6 de agosto de 2016

TRILEROS


Es consciente de que tiene que hacer un trile pero a la inversa. En vez de escamotear la bolita que todos suponen presente, ha de conseguir que aparezca en uno de los tres cubiletes la que nadie espera encontrar. Se aplica en el aprendizaje y finalmente lo consigue. Torcuato, satisfecho, declara “Estoy en condiciones de ofrecer al Rey lo que el Rey que me ha pedido”.




(Relato presentado al concurso Relatos en Serie, de la cadena SER. Tema: serie de televisión Cuéntame).

miércoles, 3 de agosto de 2016

PISTAS ELOCUENTES


—Ya tengo la mercancía -dice Jerry-, de primera calidad; te la puedo entregar esta noche en la terminal del antiguo aeródromo. Son cincuenta de los grandes.

—Allí estaré con el dinero -responde Tom.

La conversación ha sido intervenida por el equipo de Cedric, ya habituado a la jerga de los narcotraficantes. Con discreción montan el operativo de la redada y, al caer la noche, les sorprenden en el momento de la transacción. Las cajas de chirimoyas les deja a todos con cara de circunstancias. Es entonces cuando Cedric repara en el nombre de los investigados.



(Relato presentado al concurso Relatos en Serie, de la cadena SER. Tema: serie The Wire).






miércoles, 27 de julio de 2016

LA IMPORTACIA DE LLAMARSE PELLETIER

   Se trasladó por el tiempo y el espacio hasta el convulso París de 1792. Su objetivo era impedir que Joseph Ignace Guillotin culminara su invento de aquel artefacto diabólico destinado a ejecutar a los reos condenados a la pena capital, con el propósito de liberar a la historia de método tan cruel. Tomó la identidad de Nicolas Pelletier y no tardó en verse envuelto en oscuros asuntos que dieron con sus huesos en prisión. No, no logró el éxito en su misión, pero, al menos, tuvo el honor de inaugurar tan efectivo artilugio.



(Relato presentado al concurso Relatos en Serie, de la cadena SER. Tema: serie El Ministerio del Tiempo).

miércoles, 20 de julio de 2016

DOCE CORNADAS DOCE


 

  Una treintena de mozos, que sigue al anterior grupo y precede al siguiente, entona la oración ante la figura del Santo: 


A San Fermín pedimos, 

por ser nuestro patrón, 
nos guíe en el encierro,
 dándonos su bendición.

    Con el periódico enrollado en una mano y el brazo en alto la repiten en euskera. El "gora" al patrón pone el punto y final al ritual. Marchan luego a tomar posición en Estafeta, Mercaderes o Telefonica, minutos antes de que el chupinazo, con su ostentórea explosión, rompa el silencio de la mañana del doceavo día de Julio, y advierta que cabestros y bravos empiezan un recorrido que nadie puede preveer si será rápido o lento, ni si producirá muchas lesiones.

    A medio día el parte médico hace balance. Éste señala cinco heridos por hasta y diecisiete por otras causas. Las partes afectadas: piernas, costados, y glúteos. Y las peores en la lengua, doce cornadas, ¡¿doce?!.



(Propuesta de juego consistente en descubrir los doce errores sintácticos o gramaticales -cornadas- que contiene el texto. Publicada en el blog Papel y Tijera de Esta Noche Te Cuento).


martes, 12 de julio de 2016

ARTES DE LETRADA


 Me desagrada haberlo descubierto pero las evidencias son irrefutables: la abogada Ángela Ruilópez no es trigo limpio. Utiliza sus encantos personales, que los tiene, para manipular a magistrados y fiscales. Busca de los jueces el asentimiento a sus argumentos de defensa y de los acusadores la renuncia a sus imputaciones. Además, lo hace de forma seductora, como tratando de ligar, con un genérico "qué bien le sienta la toga, señoría", o un más íntimo "me encanta, dígame qué perfume usa para regalárselo a mi novio". Pero lo peor es su recurso a la mentira, nunca me ha regalado ningún perfume.





(Relato presentado al concurso Microrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligadas: asentimiento, trigo, renuncia, genérico y ligar).

martes, 5 de julio de 2016

PUNTOS EN BOCA

    Tan solo, y por toda herencia, unos puntos suspensivos. Los sustantivos, adverbios, posesivos, determinantes, intransitivos... y hasta las onomatopeyas las disfrutó y consumió en vida. No digamos ya los derechos de autor, que los dilapidó por anticipado. Nada dicen los herederos. Pareciera que su muerte les hubiera dejado sin palabras. 




(Relato presentado al concurso Cincuenta Palabras).

miércoles, 29 de junio de 2016

DE PLAGAS VENENOSAS

EVALUACIÓN DE DAÑOS

   Como si de una plaga venenosa se tratara, me doy cuenta de que un cúmulo de infortunios se ha cebado en poco tiempo en mi persona. Se ha averiado el calentador de agua, ayer me rozaron el coche, me han bajado el sueldo y me han puesto a turnos, han eliminado a mi equipo de la Champions, he perdido el móvil... Lo de mi esposa no lo incluyo; que me haya dejado para irse con mi jefe debe figurar en la lista de infortunios de ambos, no en la mía.



TIEMPOS DE CAMBIO

   Como si de una plaga venenosa se tratara, en Villaserena del Campo dejaron de funcionar al unísono todo los móviles, ordenadores y televisores de sus habitantes. Nadie encontró explicación entendible al suceso. Lo cierto es que desde entonces, hace ya dos años, todo el pueblo participa en las fiestas patronales, muchos más aficionados acuden a los partidos del equipo local y se han recuperado las tertulias en la calle en las calurosas noches de verano. El alcalde, oportuno, afirma que se trata del cambio prometido.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Como si de una plaga venenosa se tratara).

sábado, 25 de junio de 2016

NUNCA NADIE NADA


Aquella tarde llegó a Benixell el cuerpo de Anselmo; tendido sobre la grupa de un mulo, con impactos en rostro y pecho, y flanqueado por dos guardias civiles. Desde hacía más de un lustro se cobijaba en las montañas, alimentándose de la caza que se procuraba con trampas artesanales. También bajaba, a veces, a las huertas del valle a llenar a escondidas su zurrón con frutas y verduras. O una bota de vino o una hogaza de pan que los labriegos olvidaban junto al aljibe. Su presencia parecía pasar inadvertida pero, desde aquella tarde, nunca nadie volvió a olvidar nada.





(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio 4).

martes, 21 de junio de 2016

EN EL TENDEDERO

JUEGOS DE NIÑOS

Cuelgan de las cuerdas de la del quinto toda la tarde. La duda inicial sobre la resistencia de sus hebras queda disipada en las conclusiones de la autopsia.



AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA

Cuelgan de las cuerdas de la del quinto, la abuela y los dos niños, y, en su aburrido balanceo, un intermitente goteo salpica de grana la ropa tendida en los pisos inferiores. Se prevé una próxima junta de vecinos movidita.



PUNTO FINAL

Cuelgan de las cuerdas de la del quinto sus últimas vergüenzas, el pañuelo grande para la cabeza, el otro para el cuello, las enormes gafas de sol, las rebecas de verano, los apósitos y, lo más abultado, la cosa con la que ha vivido quince años.



CENTRIFUGADO ESPACIAL

Cuelgan de las cuerdas de la del quinto los restos del último tornado. Polvo de estrellas, miradas de enamorados a la luna, alguna lágrima de San Lorenzo, reflejos de arco iris, deseos nocturnos a las Perseidas… ¡Imposible imaginar otro detergente que la deje más limpia!



(Propuestas presentadas al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Cuelgan de las cuerdas de la del quinto).

jueves, 16 de junio de 2016

CAMINOS DIVERGENTES


   Koffi y Mamadou nacieron en la misma aldea de un país africano. Recibieron idéntica escasa educación y pronto ayudaron en casa cuidando las reses o en las labores del campo. La sequía y la ausencia de otras opciones les orientó a buscar su futuro en Europa. 

   Al tercer intento lograron llegar por mar al continente prometido. Koffi lleva meses en un centro de acogida, de espesas alambradas, en el que recibe techo y comida pero ninguna oportunidad ni esperanza de vida digna, aguardando los trámites de expulsión. 

  Para Mamadou fue distinto. Las diligencias de un abogado, directivo de un club de la segunda división de la liga alemana, le consiguieron el estatus de refugiado y hoy se gana la vida jugando al fútbol.




(Mi participación en la Primavera de Microrrelatos Indignados que promueve el blog La Colina Naranja con el tema Refugiados).

martes, 14 de junio de 2016

NOSTALGIA

 
 Las mañanas, si no llueve, suelen ser doradas y cálidas. Ideales para llevar a los colegiales de excursión, para las tertulias de los ancianos en la plaza, para que los operarios vayan caminando hasta la central o para que, quien tenga vacaciones, se acerque hasta el lago a pescar. Como antiguamente. Como antes del accidente del reactor 4.




(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Las mañanas, si no llueve).

domingo, 12 de junio de 2016

BIFURCACIONES

   
 Ante el nicho familiar, repaso los nombres grabados en la lápida y encuentro la respuesta. Después del accidente permanecí cuarenta y dos días hospitalizado y quince meses con rehabilitación diaria hasta que pude volver a la normalidad y a mi trabajo en la Biblioteca Municipal. Ayer, seis años después de aquello, un usuario me solicitó el periódico del día posterior a mi despeñamiento. No pude evitar ojear en portada el titular "Fallece al caer por un barranco". Aquel día iba solo, pensando en un error busqué en las página interiores y, junto a la información del suceso, encontré mi esquela.



(Relato presentado al concurso de microrrelatos Wonderland, de Radio4).

martes, 7 de junio de 2016

VERANO DEL 45

CUESTIÓN DE PRINCIPIOS

    Aquel día de verano de 1945, decidió dedicarse a la abogacía convencido del derecho universal a una defensa justa. Diez años después, ya era el abogado de mayor prestigio del país. Entonces, recibió la visita de un hombre sobre el que recaía la acusación de haber dirigido el campo de concentración de Auschwitz, y que pretendía encargarle su defensa. Ese mismo día decidió abandonar la profesión. Aquel frustrado cliente no llegó a advertir lo enrojecida que se le puso la cara al abogado en cuanto le vio. Ni el número que llevaba tatuado en su muñeca.



MEDITACIÓN TRANSCENDENTAL

– Aquel día de verano de 1945 te dije que necesitaba pensarlo –le recordó ayer al encontrárselo en el geriátrico–, pues bien, creo que ya lo tengo claro, sí quiero.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Aquel día de verano de 1945).

domingo, 5 de junio de 2016

HISTORIAS JAMÁS CONTADAS

     Se empeñó en pasarlo de los libros de leyendas a los de ciencia. Algo le decía al comandante Cousteau que aquellas antiguas historias de calamares gigantes no eran meras invenciones de viejos lobos de mar. Así que recopiló cuantas pudo encontrar y separó la paja -exageraciones, fabulaciones, patrañas...- del grano -localizaciones, estaciones, circunstancias...-. Sus análisis le condujeron a ubicar su hábitat en las áreas abisales de los océanos más profundos, y hacia la fosa de las Marianas puso rumbo su embarcación con casi nombre de helado.

     Después de más de sesenta días de infructuosa búsqueda, con los víveres escaseando y a dieta de peces insípidos de aquellos mares, en el nonagésimo descenso del batiscafo monoplaza, Jacques Cousteau se lo topó ante sus ojos. Se encontraba a más de 23.000 pies de profundidad y su longitud sobrepasaba los siete metros. Cuando fue a filmarlo intervino Murphy. La cámara se obturó y no pudo grabar un solo fotograma. Sin imágenes, su descubrimiento sería el hazmerreir de la comunidad científica. Comunicada la situación al Calypso, alguien sugirió cazarlo, subirlo, fotografiarlo y darse un festín. El comandante pidió hablar con el cocinero. La falta de harina suficiente mantiene al Gran Calamar en la leyenda.




(Relato presentado al concurso Esta Noche Te Cuento. Tema: océanos).

lunes, 30 de mayo de 2016

REVISIÓN Y PUESTA A PUNTO

    Por último, coloca, en el compartimento de los signos de puntación, unas cuantas comas. También hay paréntesis, puntos y aparte, tildes, guiones -cortos y largos-, algún circunflejo y puntos suspensivos. En otras casillas de la caja se distribuyen bes, uves, haches, ges y jotas. Aportando los materiales, solo le facturarán mano de obra y la cuenta resultará más económica. Cuando llega Lázaro, su corrector de confianza, se pone a la faena de inmediato: limpia aquí, fija allá, da esplendor acullá y, en menos de media hora, deja rutilante su discurso de entrada en la Real Academia Española de la Lengua.



(Relato finalista en el concurso Wonderland de Radio 4).