lunes, 14 de agosto de 2017

IRREFLEXIONES EN EL OVAL

No me puedo demorar más, tengo que tomar ya la decisión. Con tiempo suficiente para que aparezca en los telediarios de esta noche y en primera plana en todas las publicaciones de mañana. Sin duda es el momento oportuno, así se olvidarán de toda la basura de noticias con la que me mortifican a cada hora y hablarán solo de esto. Pero antes tengo que resolver el gran dilema. La moneda al aire dilucidará; si sale cara, la izquierda, si cruz, la derecha. La mano afortunada será la que tenga el privilegio de pulsar ese atractivo botón rojo del maletín.



(Relato presentado al concurso Relatos con Banda Sonora, de la SER. Inspirado en el tema: It's the end of the wordl).

martes, 8 de agosto de 2017

DE AQUELLOS POLVOS...

  El abuelo de Kim, de joven, se ganaba la vida viajando en una renqueante bicicleta por las aldeas del sur, en las que comerciaba con licor de arroz y aceite de soja que él mismo producía con sus propios y escasos medios. El traqueteo del viaje hacía rebosar el líquido de los cuencos y mezclarse con el polvo de los caminos, de modo que, cuando entregaba la mercancía a sus destinatarios, los dedos de estos quedaban manchados del pringue. Cuando se despedían, aunque él prefería el saludo tradicional de unir las palmas e inclinar ligeramente el torso, las costumbres occidentales iban imponiendo el apretón de manos en señal de acuerdo y buenos deseos. El abuelo notaba entonces, con cierta aprensión, el traspaso de la mezcolanza a su piel, no pudiendo ocultar un gesto de desagrado más áspero conforme aumentaba su repugnancia. Pues bien, ahí fue cuando empezó el distanciamiento entre las dos Coreas.


(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: viajeros/viajantes).

viernes, 4 de agosto de 2017

TRABAJOS IMPOSIBLES

El oficio de papá no es muy conocido pero es de gran importancia. Aunque nunca le acompaño, porque tengo que ir al colegio, me ha dicho en qué consiste e imagino cómo lo hace. Cuando la mar está en calma debe ser aburrido. Esos días no hace nada. Ni siquiera tiene que pasar la información. En cambio, cuando está brava es distinto, porque debe fijar el plomo en el fondo y subir en vertical hasta la cresta de la ola para tomar la distancia. Una y otra vez hasta que la media de las mediciones se estabiliza. Entonces comunica el dato a los del parte meteorológico del telediario. No, no debe haber muchos medidores de olas tan precisos como papá.



(Propuesta al concurso de Zenda, #UnMarDeHistorias).

lunes, 31 de julio de 2017

AÑICOS

Reparé en él nada más entrar en el salón de aquella fiesta. Notaba que me seguía con la vista por donde quiera que me moviera. Ni siquiera desviaba sus mirada cuando yo se la sostenía. Me observaba con un descaro provocador y desafiante. Sentí tanta incomodidad que decidí poner fin a tal incordio. Me fui hacia él y le descargué, con todas mi fuerzas, un puñetazo en el rostro. Me produje varios cortes en la mano, pero él se desmoronó con estruendo deshecho en mil pedazos, desde cada uno de los cuales seguía mirándome. Ahora con cara de sorpresa.


(Relato finalista semanal en Relatos con Banda Sonora, de la SER).




miércoles, 26 de julio de 2017

¡NO HAY HUEVOS!

La temperatura iba subiendo significativamente y la respiración se sustentaba en suspiros cada vez más cortos y frecuentes. Por aliviar la angustia, empecé a recordar mentalmente las canciones de Dylan hasta que letras, notas e imágenes se hicieron un gurruño que fortalecía mi resistencia. A partir de que abrieran el féretro, ya nadie volvería a llamarme nenaza.



(Relato presentado al concurso Relatos con Banda Sonora, de la SER, sobre un tema de Bob Dylan).

miércoles, 19 de julio de 2017

PARADOJAS


Un individuo aguarda mi respuesta. Espera que le diga lo que quiero. Lo que quiero yo, que lo he tenido todo: fortuna, amores, poder… ¡Pero si era a mí a quien venían siempre a suplicar!, y ahora, al final –¡qué cosas!–, viene a preguntarme por mi última voluntad.


(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

miércoles, 12 de julio de 2017

HISTORIAS DE MI BUFETE

Recién licenciado, ante la imposibilidad de encontrar trabajo como abogado, decidí poner un bar, «Mi Bufete», en el que además de servir copas prestaría asesoramiento jurídico a los clientes que me lo requirieran. Una tarde, entre güisqui y güisqui, acodado en la barra y encaramado a uno de los taburetes, Ta Lee Lo, el empresario mayorista chino, me contó sus problemas con un individuo al que calificó de delincuente, sin tan siquiera anteponer la etiqueta de presunto. Rápidamente, con aplomo y seguridad, redacté un borrador de denuncia y le pregunté por los delitos e incumplimientos de la ley del interfecto.

–¿Delitos?, ¿qué delitos? –me dijo sorprendido– yo solo te he dicho que es un maleante, que no deja de malealme pala que le pague lo que le debo.


(Relato finalista en el concurso Microrrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligatorias: incumplimiento, maleante, presunto, seguridad y taburete).


viernes, 7 de julio de 2017

AÑAGAZAS



Tendría alrededor de cuatro años cuando empezó a suceder. Después de la última cucharada, mi cuerpo empezaba a disiparse hasta tornarse completamente invisible. A continuación, debía permanecer callado para no desvelar mi presencia porque mi voz sí se oía y cualquier sonido descubriría mi presencia y mi ubicación. Lo más difícil era contener la risa cuando tomaba un objeto y lo desplazaba ostensiblemente a otra parte del cuarto, al ver el gesto de asombro de mi abuelo. Su cara de sorpresa provocaba mi diversión. Solo ante él se producía este fenómeno mágico y era el único que conseguía que siempre me lo comiera todo. Ahora les ocurre a mis nietos.




(Relato finalista en el VI Concurso de Microrrelatos El Roblón. Tema: el legado de nuestros abuelos).