miércoles, 26 de abril de 2017

CAMBIO DE HÁBITOS


La escultural letrada Elisa Sotelo, también conocida por «morritos», llegó a la abogacía dispuesta a revolucionar sus hábitos. Aficionada a la moda e influenciada, sin duda, por la reciente «Fashion Week End», empezó por actualizar sus togas y acudió al macrojuicio con un modelo de transparencias de su propio diseño, sobre una atrevida lencería tan fina que solo era perceptible con la imaginación y que dejaba a las claras que allí no había trampa ni cartón. Completaba su imagen con una infantil piruleta a la que dedicaba, de tanto en tanto, sensuales lametones. Al terminar, de pie, su lectura de conclusiones, que nadie entendió, la nutrida concurrencia, incluidos miembros del jurado, juez, fiscal, secretario, periodistas y público, irrumpió en entusiasta ovación. La sentencia no dio la razón a quien, en aquel momento, pensó que Elisa había perdido el juicio.



(Relato presentado al concurso de Microrrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligatorias: actualizar, cartón, concurrencia, piruleta y transparencia).

viernes, 21 de abril de 2017

OBJETOS INSERVIBLES

El verano pasado, mi primo Javito y yo decidimos explorar el desván de la casa del pueblo, al que nunca subía nadie. Provistos de una linterna y aprovechando la hora de la siesta, con gran sigilo emprendimos la aventura. Aquello parecía un almacén de trastos viejos: una mecedora desfondada, la torre Eiffel esculpida en una pastilla de jabón Lagarto, un montón de ejemplares de Diario 16, un par de discos rotos de Pablo Abraira y de Los Pecos, una radio averiada y, en un rincón, resignado y taciturno, con su mantita a cuadros y su sonotone, el abuelito, el pobre.



(Relato presentado a la primera eliminatoria de La Copa 2017 de Esta Noche Te Cuento. Objetos obligados en el relato: jabón y disco roto de Pablo Abraira).

martes, 18 de abril de 2017

DE TRAJES AUTÉNTICOS

SITUACIONES EXTEMPORÁNEAS

El traje era auténtico, así como el casco. También los de todos los compañeros del cuerpo de bomberos de Nueva York que le acompañaban, el camión cisterna y las mangueras. Pues bien, los centuriones, siguiendo órdenes de Nerón, les impidieron la entrada a Roma.


POLIZÓN A BORDO

El traje era auténtico, térmico, impermeable, hermético, ignífugo y transpirable, como la escafandra. Pero faltaban tres semanas para llegar a Venus y la abeja estaba dentro.


ATUENDO DE VIAJE

El traje era auténtico, de madera de boj. Muy adecuado para el crucero por la laguna Estigia.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: el traje era auténtico).

viernes, 14 de abril de 2017

MIRADAS INDISCRETAS

   Cuando vuelve a su cuarto y se da cuenta de que la muñeca con las agujas en cabeza y torso se encuentra sobre su cama, Lenita decide esconderla en el armario, al fondo. Allí se mantendrá a resguardo de las miradas de los asistentes al velatorio de su nueva mamá.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

lunes, 10 de abril de 2017

ESPECTÁCULOS URBANOS

Subió los diez pisos hasta la azotea para contemplar la anunciada mayor pleamar de la historia. Mientras observaba que en los rascacielos de alrededor, de más de treinta pisos, la gente se agolpaba en los áticos mirándole, notó que empezaban a humedecérsele las plantas de los pies.


(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Subió los diez pisos hasta la azotea).



martes, 4 de abril de 2017

LAS EDADES DEL FUMADOR

PRECOCIDAD
Solo le quedaba un cigarrillo y dos dedos de bourbon. Apuró ambos, detrás del columpio, antes de que «la seño» diera por terminado el recreo.


ADICCIONES CONGÉNITAS

Solo le quedaba un cigarrillo que apuró antes de que el ginecólogo lo agarrara por los tobillos.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Solo le quedaba un cigarrillo).

sábado, 1 de abril de 2017

ENSAYO SOBRE LA ESTULTICIA

Es sabido que ocurre con cierta frecuencia. Que algunos personajes se rebelan contra los deseos de sus creadores y, ante la impotencia de estos, toman la iniciativa de la acción y llevan el relato por los derroteros que les viene en gana. A los autores, entonces, no les queda otra opción que, una vez finalizado, firmarlo y llevarlo, no sin cierto rubor, a sus editores.

Pero este caso fue diferente. Ya estaba concluida la obra cuando el personaje se revolvió y empezó a deshacerse del resto, ya fueran principales, secundarios o figurantes. A continuación, acabó con todo vestigio de los escenarios de la novela, lugares, espacios y situaciones, para luego destruir hasta el último atisbo de la trama antes de declararse no nacido. Incluso el título, una vez socavados sus cimientos, se desmoronó por el peso de la más elemental lógica cartesiana, de tal forma que de la novela solo quedó el punto final con el que empezaba y terminaba. Bueno, pues con eso y con todo, alcanzó un gran éxito de crítica y ventas. Se comenta que pronto la llevarán al cine.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: Escritores y personajes).

sábado, 25 de marzo de 2017

CÚMULO DE NOVEDADES

A veces ocurre que en un mismo día experimentas varias situaciones inéditas hasta entonces. Ayer mismo, por ejemplo, bien temprano, un desconocido me ofreció, con forzada amabilidad, un cigarrillo. Nunca me había pasado algo así y aquello me emocionó. Aunque no fumo y el tabaco me produce cierta repulsión, acepté y el individuo me colocó el cigarro entre los labios y lo encendió. Aspiré lentamente tratando de retener unos sabores totalmente nuevos para mí. Luego se volvió hacia un grupo de seis jóvenes y elevando la voz les dijo «¡Pelotón! ¡Al hombroooo armas!». Bueno, pues aún hubo más.


(Relato ganador semanal y trimestral en el concurso Wonderland, de Radio4. Aquí, a partir del minuto 34, mi entrevista en el programa: Wonderland).

miércoles, 22 de marzo de 2017

MIRANDO POR LA ESCOTILLA

ESPESOR

Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer. Como dicen que se podía hacer antiguamente sin salir del planeta.



VIAJE CON NOSOTROS

Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer. A los quince segundos, el guía Gurruchaga la apremió:

–Vamos, señorita, ya es suficiente. Es el turno de felicidad para el siguiente turista.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer).

martes, 21 de marzo de 2017

CRUCERO BAJO CUERDA

Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer, que no es poco. En el camarote contiguo, el padre de Teodoro se despertaba aliviado porque su hijo le había respetado durante toda la noche. La moto y el sidecar aguardaban en la cubierta de carga, al lado de los maceteros con los rizomas de los replantaos, y la tripulación, reunida en asamblea en el sollado de popa, se declaraba contingente y únicamente al capitán reconocía como necesario.


(Relato finalista semanal en el concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer).

sábado, 18 de marzo de 2017

MÉTODO CLÁSICO, RESULTADO TRADICIONAL

Para conseguir un buen relato –recuerdo que me dijo el profesor–, hay que seguir la estructura clásica de las obras de teatro, esto es, planteamiento, nudo y desenlace. Así que me pongo a ello. Planteamiento: escribir un buen microcuento, tan bueno que pueda destacar entre la gran cantidad de excelentes historias que cada semana concursan. Nudo: de qué demonios escribir, qué tema abordar que resulte original y merezca la consideración del jurado. Aun así, empiezo a juntar letras por ver si sale algo. Desenlace: el habitual de todas la semanas, el sábado mi nombre no se escucha por las ondas.



(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio 4).

miércoles, 15 de marzo de 2017

EL MALVADO LUTHOR

GENÉTICA
«El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega cuando...». Dejó de leer, levantó la vista del cómic y miró al niño que ya dormía profundamente. Le arropó, le dio un beso y apagó la luz. Se preguntaba cuánto le duraría todavía a Javito su fascinación por la ficción mientras se dirigía a la videoconsola, dispuesto a abatir a más Necromorphs que la noche anterior.


CONJURO EFICAZ
El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega, pero, como quedó demostrado, no hay mineral radiactivo que mantenga sus propiedades ante un «A mí me gusta el pipiribipipí» seguido de un «Asturias patria queridaaáaa», cantados a diez voces después de que Clark Kent dirigiera una escuadra de aguerridos guerreros con los calzoncillos por encima de los pantalones a los sones de «Paquito el Chocolatero».


NUEVOS SUPERHÉROES
El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega en la que Clark Kent solía tomar unos vinos al terminar el trabajo. Y ahora sí, Superman acabó para siempre. Sin nadie que obstaculizara sus deseos de dominar el mundo, Luthor cambió de identidad y de imagen, se puso una corbata roja y hoy ocupa la presidencia de los Estados Unidos.


TORPEZAS Y MITOS
El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega aprovechando que Clark Kent asistía a su terapia semanal en Alcohólicos Anónimos.


OTRO GALLO CANTARÍA
El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega.

1.- Realice el análisis sintáctico y morfológico de la oración propuesta.

2.- Subraye los adjetivos que encuentre e indique dos sinónimos y un antónimo.

3.- Transforme la frase poniendo el verbo en subjuntivo.

4.- Deposite su respuesta a la salida, en el buzón del Departamento de Selección de diseñadores de videojuegos de Nintendo.


SOBRE GUSTOS
El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega, camuflada en una botella de bourbon. Mala suerte. Kent, en sus últimos trabajos en Doñana, había conocido el fino y la manzanilla.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega).

domingo, 12 de marzo de 2017

UN EMPUJÓN BRUTAL ME HA DERRIBADO

  Oteaba plácidamente el horizonte cuando, desde atrás, alguien me hace caer y doy de bruces en el suelo. El causante está caído también, sobre mí, y le pido explicaciones. Me dice que él ha sido igualmente empujado por la espalda y derribado. Observo una veintena larga de víctimas confundidas intentando recuperar la verticalidad. Decidido a dar con el responsable me dirijo al final y pregunto al que parece ser el promotor original de esta trampa colectiva. Me dice que sintió un manotazo duro, invisible y homicida que le impulsó contra el de delante. Nada más pude sonsacarle al seis doble.



(Trampantojo publicado en el blog ENTCerrona de Esta Noche Te Cuento).

martes, 7 de marzo de 2017

SOPLAR VELAS CON LOS OJOS CERRADOS

VIENTOS VARIABLES
Cerró los ojos y sopló las velas de la flota hasta llevarla a playas exuberantes de tierras frondosas. Fray Bartolomé de Olmedo dio gracias a Dios, la tripulación a Cortés y este a Eolo. Varias leguas más allá, el chamán maya, que hacía días que había augurado vientos desfavorables, no estaba para agradecer nada a nadie. Pero, bajo su máscara de colores, se adivinaba una leve sonrisa precursora de la venganza de Moctezuma.


EOLO INSUFICIENTE
Cerró los ojos y sopló las velas con toda su fuerza, tantas que el catamarán del navegante solitario sobrevoló primero mares, luego océanos y después continentes, para completar la vuelta al mundo más rápida, con diferencia, de la historia. Bueno, pues al llegar a casa, su Matilde volvió a decirle que la sopa debía estar ya fría.


SU PRIMERA GRAN RESPONSABILIDAD
Cerró los ojos y sopló las velas con fuerza. Imaginó expectantes a Lenita –que le había prometido un beso– y a papá –que llevaba entrenándole toda la semana–. Al abrirlos contempló, satisfecho, que su deseo se había cumplido: las cuatro estaban apagadas.



CUMPLEAÑOS PRESIDENCIAL
Cerró los ojos y sopló las velas. Y menos mal que las apagó todas porque no eran velas.



MONÓLOGO A DÚO
Cerró los ojos y sopló las velas que custodiaban el féretro, una tras otra, hasta apagarlas todas. El telón cayó y el público irrumpió en entusiasta ovación. La Herrera tuvo que acercarse varias veces al proscenio a saludar a los enfervorizados espectadores. Tanto duraba la aclamación que, quien hiciera de Mario, tuvo que salir del ataúd y agradecer también los aplausos.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Cerró los ojos y sopló las velas).

martes, 28 de febrero de 2017

CAUSAS PEGAJOSAS

   Al cabo Rufino Zarzalejo, adscrito a la unidad de Atestados, le gustaba conocer el porqué de las cosas. Por eso, no le convencían las estadísticas que siempre apuntaban a «despistes de los conductores» el ochenta por cien de los accidentes. Sí, despistes, pero ¿por qué?, se preguntaba Rufino. Decidido a dar con la causa de tan alta siniestralidad empezó a anotar cuantos datos, por insignificantes que parecieran, observaba en cuantos servicios intervenía. Varios meses después, una coincidencia se repetía en las cuatro quintas partes de accidentes: el conductor tenía una bolita diminuta y pegajosa entre el índice y el pulgar.



(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio 4).



lunes, 20 de febrero de 2017

LUGARES ReCónditos

LITERATURA AMARILLA

En el lugar más recóndito de la isla de Barataria, Sancho, en cómodo anonimato, disfruta por fin de poder, hacienda y semovientes legados por su señor, don Alonso de Quijano, fiel a su promesa de caballero. Recuerda ahora, con regodeo, a aquel plumilla que tomaba nota de sus hazañas, con visión sesgada, negativa y torticera de cuanto realmente sucedía, convencido de que a nadie interesarían sus patrañas.



DE CAZA
En el lugar más recóndito de la isla desierta, oculto bajo helechos milenarios de una gruta fluvial, Juanlu consigue el Pokémon que le faltaba.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: En el lugar más recóndito de la isla).

viernes, 17 de febrero de 2017

¡MIRADME, CABRONES|


 
  Solo veo el cielo y puntas de cipreses, y ellos no me prestan ninguna atención. Como buenos profesionales, están concentrados en su dura tarea. Si tomaran un respiro y se dieran cuenta de que tengo los ojos abiertos, tal vez dejarían de seguir echando paladas de tierra sobre mi féretro.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

martes, 14 de febrero de 2017

DECISIONES OBLIGADAS

PANORAMA OSCURO
¿Debo decidir ya? Pues mire, después de lo que me acaba de decir sobre adversidad, pobreza, enfermedad y todo eso, le digo que no, padre, que mejor continuo soltera.


INTOLERANCIA
Debo decidir entre Paula y Esther, y es un fastidio renunciar a una de ellas porque las dos me gustan. Toda la culpa es de esta sociedad hipócrita y pacata que censura cualquier salida de la norma, y que sin duda ha influido en Isabel y Carla que ya me han advertido de que trigamia bueno, pero cuatrigamia ni pensarlo.


LA DECISIÓN DE SOFÍA
Debo decidir de inmediato y aún no lo tengo claro. Como tantas otras veces, he pasado toda la noche sin pegar ojo, pensando en ello sin encontrar la mejor respuesta, o acaso la menos mala. Después de levantarme, mientras me aseaba, seguía dándome vueltas en la cabeza lo mismo. Pero ya no queda tiempo y tengo que afrontar la inevitable elección: ¿qué me pongo hoy para ir a trabajar?



IRREFLEXIONES EN EL OVAL
Debo decidir ya con qué mano pulsar ese irresistible botón rojo.



(Relatos presentados a Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Debo decidir).




sábado, 11 de febrero de 2017

AQUELLA SONRISA

 
 No olvido aquella tarde. Cómo olvidarla. Me encontraba en la biblioteca de la facultad, preparando mi tesis doctoral sobre la influencia de la Declaración de Derechos Humanos en el Código Penal, cuando alcé la vista y la ví entrar. Impresionante, con un sencillo collar de tres perlas y su aspecto de estudiante aplicada. Ojeó los espacios disponibles y dirigió sus pasos hacia mi mesa. Era mi día de suerte, tuve el privilegio de que se sentara a mi lado. Cuando ví que trabajaba con varios libros de Derecho me tomé la confianza de ofrecerle mi ayuda desinteresada. Rehusó amablemente con una sonrisa que en aquel momento no supe adjetivar. Tres meses después, justo el día de la lectura de mi tesis, la volví a ver. Esta vez me dedicó de nuevo su misma sonrisa, ahora sí, entre irónica y condescendiente, antes de sentarse a presidir el tribunal examinador.



(Relato finalista en Microrrelatos Abogados. Palabras obligadas: biblioteca, collar, privilegio, confianza y olvido).

martes, 7 de febrero de 2017

LA MUÑECA EN EL ARMARIO

ESTIBA
El armario donde acababa de encerrar a su muñeca antes de zarpar, estaba a rebosar. Por ello, para poderla acomodar entre casullas, cirios, sotanas, cilicios, estolas y santorales, don Liberato tuvo, otra vez, que desinflarla y plegarla.

EN LA VARIEDAD
El armario donde acababa de encerrar a su muñeca oculta a alguien que empieza a relamerse al imaginar el cabello de hebras ecológicas, las ropas de fibras textiles naturales y los rellenos de serrín y virutas. La imagen le despierta el apetito y activa la secreción de jugos gástricos mucho tiempo aletargados. Después de meses de menú único, insípido y monótono, la carcoma se dispone a dar otro sentido a su vida.



(Relatos presentados a Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El armario donde acababa de encerrar a su muñeca).



viernes, 3 de febrero de 2017

I CAN

    Hacía días que observaba al dubitativo Don Diego cavilando sobre dimensiones, luminosidad, colores y composición, cuando no esbozando bocetos que nunca le terminaban de complacer. Fue en un arrebato de impaciencia cuando me apoderé de sus pinceles y paleta de pinturas. Enseguida, y con extrema rapidez, plasmé sobre el lienzo, con trazos precisos y seguros, una de las obras que le harían inmortal y le granjearían el favor del Rey y la admiración de la Corte. Tuve la deferencia de no olvidar incluirlo en el cuadro con las mismas herramientas en la mano que, en ese momento, yo manejaba con gusto y destreza. Y aunque no lo firmé, ni siquiera con mi huella, dejé muestra de mi autoría representándome, con el gesto sereno y satisfecho de quien ha hecho un buen trabajo, tumbado a cuatro patas delante de las meninas.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: perros y gatos).

martes, 31 de enero de 2017

ERROR FATAL

  La demanda solicitaba, de aquella clínica ginecológica, una cantidad millonaria en concepto de indemnización por los daños psicológicos ocasionados a Carlitos, derivados del error en el diagnóstico de su sexo cuando se encontraba en el vientre materno. Ello le acarreó criarse entre prendas de color rosa, muñecas y diademas y a escuchar a sus padres llamarle a veces «Anita», lo que afectó al desarrollo de su personalidad.
    El Juez decidió la inadmisión, por irrelevante para el caso, de la caja con cientos de imágenes obtenidas por ultrasonido, de fetos en distintos períodos de gestación, con las que la defensa pretendía demostrar la infalibilidad del sistema. Esto, unido a que Carlitos iba a testificar que desde los catorce años notaba dolores menstruales y que tenía pánico a un embarazo, hacía prever al abogado un fallo favorable en la sentencia.



(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados. Palabras obligatorias: testificar, fallo, caja, inadmisión y ultrasonido. Tema: abogados).



martes, 24 de enero de 2017

NUNCA MÁS

A VUELTAS CON EL INCIDENTE

«No quiero volver a verte nunca más» me dijo el Comandante, muy enfadado, después de que hubiera accionado una palanca que, al parecer, no debía tocar. A continuación me echó fuera sin ningún miramiento. Ninguno. De eso hace ya cuatro órbitas.



HERMANOS PARA SIEMPRE

–¡No quiero volver a verte nunca más!, ¡para mí ya no existes!, ¡y no vuelvas a dirigirme la palabra jamás! –le dijo muy enfadado a su hermano cuando este se opuso a la intervención quirúrgica que dejaría de mantenerles unidos por el pulmón.



RUPTURAS

No quiero volver a verte nunca más, no vuelvas a dirigirme la palabra jamás, hemos terminado. Has estado toda la tarde pendiente de esa rubia tontita de la minifalda. Que si qué ocurrente, que si qué simpática, que hay que ver cuánto mundo tiene… No eres más que un estúpido baboso que solo tiene ojos y atenciones para las demás. Ya solo faltaría que mañana te olvidaras de prepararme una sorpresa por nuestro aniversario.



SUS DESEOS ERAN ÓRDENES

«No quiero volver a verte nunca más, no volveré a tu consulta» me dijo muy enfadada porque no le hacía efecto el tratamiento que le había recomendado para su conjuntivitis. Así que, señor Juez, después de calmarla, en vez de colirio le administré un ácido para facilitar el cumplimiento de su deseo.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: No quiero volver a verte nunca más).






viernes, 20 de enero de 2017

OBSESIÓN

 
  Al instalarme en la habitación de aquel hotel, me di cuenta de que el ojo de la cerradura no dejaba de observarme. Cambiaba de lugar y su mirada indiscreta me seguía sin pausa, sin pestañear siquiera. Me estaba incomodando sobremanera y no conseguía concentrarme en nada. No podía leer, ni ver la televisión, ni hacer llamadas. Por pudor me puse el pijama en el aseo, fuera de su alcance. Al volver a la habitación allí seguía, esperándome. Sabía que no podría conciliar el sueño sintiéndome espiado. Todo acabó cuando, de su ceja, colgué el cartel de «No molesten, por favor».




(Relato seleccionado en el I Concurso de Relatos Hotel Montreal).

lunes, 16 de enero de 2017

LA FUGA

 
 Para implorarle que vuelva a casa recurren a mensajes en las emisoras de radio, avisos en los periódicos y hasta pasquines en las farolas. «Los tres te necesitamos», «si no vienes no podremos seguir viviendo» o «vuelve, dependemos de tí», son algunas de sus llamadas desesperadas. El tiempo pasa sin respuesta, la vida se les hace cada vez más insoportable, el goteo se ha convertido en un flujo continuo que rebasa ya el rodapié y ese maldito fontanero sigue sin dar señales de vida.



(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Para implorarle que vuelva a casa).

martes, 10 de enero de 2017

SIN MEDIDA

CINCO MINUTOS CON MARIO

¿Es que no tuviste bastante? ¿No fue suficiente cómo te pusiste la camisa y el traje nuevo? Ya veremos qué pueden hacer en la tintorería. ¿Y el reloj de cuarzo que te regalé en la pedida? Seguro que ya no tiene arreglo. Con lo bien que había resultado la boda. Y todo por el bocazas de mi primo. Y por algo que pasó hace tiempo. Casi un mes, ya ves. Pero bueno, ya que habías decidido saltar desde el ático ¿tenías que hacerlo sobre el capó del deportivo que nos regaló papá?



CUENTAS APARTE

–¿Es que no tuviste bastante? –le dijo El Pecas, ya en el calabozo– ¿no fue suficiente con el millón en billetes, los veinte mil en monedas, las carteras y relojes de clientes y empleados y los anillos y pulseras de las dos señoras? ¿Tuviste también que sacar treinta euros del cajero con tu tarjeta?



INSENSIBLES

¿Es que no tuviste bastante con el cianuro? ¿Tuviste, además, que darte un tiro en la sien y ponerme perdida la alfombra?






(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER).

domingo, 8 de enero de 2017

PLURIEMPLEOS


 Por su actividad, recibía paquetes con frecuencia y el repartidor, en la entrega, siempre le dejaba manchas entre los dedos. De harina si era por la mañana, aunque a veces de canela. En los repartos de la tarde, la mancha podía ser de aceite de motor, de líquido de frenos o de grasa lubricante. Sin embargo, en la distribución de la noche, el oscuro rodal, indefectiblemente, era de sangre.




(Relato mencionado en el IV Concurso Realidad Ilusoria del blog de Miguel Ángel van Page).

martes, 3 de enero de 2017

DESDE UNA TRAVIESA

JUEGOS

Desde una viga del techo del desván, llega el susurro áspero y cadencioso de su crujir; sin embargo, a Javito, que subió a jugar, hace rato que no se le oye.


REALITIES

Desde una viga del techo registro, desde hace dos años, todo lo que ocurre en el loft. Imagen y sonido. Todo. Diálogos, arrumacos, disputas por el mando de la tele, visitas de amigos, de uno o de otra, trapicheos… Ya dispongo de material suficiente para montar una serie de éxito. Tendrán que aceptar una compensación económica razonable y, por supuesto, dar por terminada su relación. Qué lástima, ahora que acaban de tener un bebé.


AGUDEZA

Desde una viga del techo que le atraviesa el ojo izquierdo, es capaz de distinguir en el derecho de aquel desconocido, a unos treinta metros, una brizna de paja que, piensa, le desmerece.




(Relatos pesentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Desde una viga del techo).