lunes, 30 de mayo de 2016

REVISIÓN Y PUESTA A PUNTO

    Por último, coloca, en el compartimento de los signos de puntación, unas cuantas comas. También hay paréntesis, puntos y aparte, tildes, guiones -cortos y largos-, algún circunflejo y puntos suspensivos. En otras casillas de la caja se distribuyen bes, uves, haches, ges y jotas. Aportando los materiales, solo le facturarán mano de obra y la cuenta resultará más económica. Cuando llega Lázaro, su corrector de confianza, se pone a la faena de inmediato: limpia aquí, fija allá, da esplendor acullá y, en menos de media hora, deja rutilante su discurso de entrada en la Real Academia Española de la Lengua.



(Relato finalista en el concurso Wonderland de Radio 4).