sábado, 21 de mayo de 2016

BUCLE

 
 Cuando el conocido abogado Ruíz-Tapiador llevaba varios días desaparecido, su familia presentó la denuncia en comisaría. Emprendidas las pesquisas por la policía judicial, se averiguó que el día de la desaparición había salido del bufete, a las siete de la tarde, hacia una cita con uno de sus mejores clientes, el señor Pizarro, en un paraje de los alrededores. A partir de entonces nada se sabe del letrado. Las investigaciones no pudieron avanzar y quedaron en vía muerta. Citado a declarar ante el Juez instructor, el señor Pizarro se negó a hacerlo si no era en presencia de su abogado.




(Relato finalista en el concurso Wonderland de Radio4).