domingo, 12 de junio de 2016

BIFURCACIONES

   
 Ante el nicho familiar, repaso los nombres grabados en la lápida y encuentro la respuesta. Después del accidente permanecí cuarenta y dos días hospitalizado y quince meses con rehabilitación diaria hasta que pude volver a la normalidad y a mi trabajo en la Biblioteca Municipal. Ayer, seis años después de aquello, un usuario me solicitó el periódico del día posterior a mi despeñamiento. No pude evitar ojear en portada el titular "Fallece al caer por un barranco". Aquel día iba solo, pensando en un error busqué en las página interiores y, junto a la información del suceso, encontré mi esquela.



(Relato presentado al concurso de microrrelatos Wonderland, de Radio4).