miércoles, 18 de junio de 2014

TIRANDO DEL HILO

NO TAN DIFÍCIL


     Alguien ha empezado a tirar del hilo hasta desenhebrarla. Entonces ya sí. Sin traba y sin necesidad de vaselina, el camello, tampoco muy grande, pasa holgadamente por su ojo.


DESAIRES


    Alguien ha empezado a tirar del hilo cuando el viento, con su cambio de rumbo, amenaza con estampar la cometa contra el suelo. Al bajar, un universo de sueños, ilusiones y emociones se ha enredado en su cola. Y es desde entonces que la lluvia tan sólo regala agua. En los campos las semillas no llegan a germinar, los peces se ahogan en ríos y mares, los abrevaderos y humedales se deshabitan, los pantanos cambiaron a un color triste, y Leny, la pecosilla de las coletas, ya no quiere cobijarse bajo el paraguas de Javito.




PRIMERA EDICIÓN

— ¡Alguien ha empezado a tirar del hilo y mira cómo me ha dejado el jersey! ¡sólo con las mangas y el cuello!

— Bueno, no te pongas así, Raquel, te queda muy bien. Además, te combina perfecto con ese sujetador palabra de honor tan sugerente.

— ¡Menos guasa Oriol, que no tengo otra cosa que ponerme y empezamos a trabajar enseguida!

     Con el fondo de la sintonía habitual de arranque, llega el aviso del realizador:

— ¡Atención todos! En antena en 5 ... 4 ... 3 ...





(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Alguien ha empezado a tirar del hilo).