miércoles, 11 de junio de 2014

DE OVILLOS Y TEMBLORES

RECORTES

    Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar. Le ocurre siempre que le dan las pastillas moradas. Sabe lo que viene ahora. Cuando se encienda la luz verdosa del techo, potentes chorros de agua a presión voltearán su cuerpo hacia un lado y otro durante varios minutos. Cuando esté seco y empiece a reponerse, unas descargas eléctricas de alto voltaje recorrerán su cuerpo. Pero hoy está de suerte. El hombre de blanco le rocía amablemente con una regadera, después le coloca unos cascos con las Estaciones de Vivaldi y da por concluida la sesión.



ALTERNANCIA

    Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar entre sollozos, maldiciones y exabruptos. Apagan el panel de pantallas cuando observan que le estimula la secreción de espumarajo bucal de gusarapos. La rabieta le dura hasta el amanecer. Después, en la rueda de prensa, acepta con serenidad y deportividad la derrota electoral.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar).