martes, 16 de febrero de 2016

ESPECIES EN EXTINCIÓN

COTIZACIÓN AL ALZA

    Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad y por ello tuvo su recompensa. Fueron muchos meses de investigación, de seguimientos, de escuchas, de rechazar regalos y favores, de ignorar bravatas y amenazas. Al final, logró reunir todas las pruebas que demostrarían la trama criminal de corrupción y blanqueo de gente muy importante. Gracias a su integridad y a su trabajo, el precio de su silencio fue muy superior al que habría recibido cualquier otro.



VERSATILIDAD

     Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad. Sin embargo, en su otra actividad, como político, estaba más o menos en la media.



COCINA CREATIVA

     Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad. Macerado y puesto en adobo, antes de rebozarlo en una salsa bechamel, y servido en filetes sobre un lecho de boletus a las finas hierbas, daba un sabor solo comparable a las delicias de funcionario eficiente al roquefort.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad).