sábado, 2 de mayo de 2015

MALOS HÁBITOS


     Jamás pensé que pudiera existir alguien con tanta ingratitud. ¿Cómo puede nadie ser capaz de hacer tanto daño? ¿Dónde queda su bondad, su dulzura, su cariño? ¿Dónde su sentido de la amistad, de la confraternidad? Con lo complaciente que siempre me ha parecido, después de todos los juegos que le enseño, de las atenciones que le dispenso, de los mimos que le regalo, de los caprichos que le consiento, de las caricias que le dedico... Nada es suficiente para él, veleidoso y malcriado. ¡Cómo puede elegir al hermano Lucas para acompañarle al cuarto oscuro! ¡Que se prepare para la penitencia!.






(Relato finalista en el concurso de Wonderland, de Radio 4).