martes, 14 de abril de 2015

SUJETANDO NALGAS

CUBRIENDO RIESGOS

  Procuraba no perder sujetándole las nalgas y manteniéndolas separadas. Luego hacía lo mismo con otra, después con la siguiente y así hasta doce. Cada intento costaba tres mil euros y aquel semental, aunque efectivo, era un poco torpe.


TÁCTICA DEFENSIVA

  Procuraba no perder sujetándole las nalgas en cada saque de esquina o libre indirecto. A Mauro Gorostiza, «cañonero», parecía no importarle el sobeo. Se relajaba y disfrutaba del momento.


ESLABÓN RESPONSABLE

   Procuraba no perder sujetándole las nalgas a la chica desconocida que tenía delante. Ella era demasiado alta, ya sonaban las primeras notas, las miles de ilusionadas personas allí congregadas iniciaban, perfectamente acompasadas, los pasos y él no quería ser el culpable de no conseguir el record Guinness del baile de la Conga. Además, aquellos glúteos le parecían muy apetecibles.




(Propuestas al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Procuraba no perder sujetándole las nalgas).