lunes, 3 de noviembre de 2014

DE MUÑECOS

MULTITUD

"El muñeco" fue el primero en cerrar los ojos el día grande de las fiestas. También le llamaban "la marioneta" o "el polichinela", porque se dejaba manejar por cualquiera. Esta vez le pusieron a él solo a preparar las copas. Y poco a poco, todos los demás fueron cerrando también los ojos. En el pueblo no se recuerda otro funeral tan concurrido.


SIN CONSUELO

"El muñeco" fue el primero en cerrar los ojos, se fue encogiendo poco a poco. Le siguió su gemelo, "el tuñeco". Doña Virtudes, presidenta de la asociación de viudas, no podía soportar compartirlos con nadie. Entre lágrimas, en su mano nerviosa y sudorosa, ocultaba los dos tapones.



BOICOT

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos. Le siguieron el pato tartamudo, la vaca presumida y el sapo predicador. No los abrirían más. Estaban hartos de que se rieran de ellos y de las tonterías que les hacía decir el ventrílocuo.




(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la Ser. Frase de inicio obligada: El muñeco fue el primero en cerrar los ojos).