miércoles, 1 de octubre de 2014

NÚMEROS PRIMOS


   Vivía felizmente casado con Ana, su único amor. Tenían dos niños preciosos, de cinco y siete años. Siempre le apasionaron los perros, por eso había criado a tres de distintas razas. Por la crisis, su negocio quebró y la situación económica cambió drásticamente. Los ahorros se agotaron y hubo que restringir gastos. Cuando llegó una buena oferta, no lo dudó y vendió a los dos.



(Relato seleccionado en el IV Concurso de Microrrelatos de ACEN para publicación en Bocados Sabrosos)