jueves, 23 de octubre de 2014

CARICIAS

     Mamá ha ido cambiando poco a poco. Ya no me lleva al cole, pero me sigue queriendo igual, dice papá. También me dice que la ayude y que le dé muchos besos. Ella no consigue nunca hacerse un moño, una trenza o una simple coleta. Tampoco logra pintarse la raya de los ojos ni la de los labios porque se sale de la línea. Desde que mamá siempre tiene frío, ya no me escribe cuentos, ni me dibuja estrellas, ni me cose los botones que se sueltan. Sin embargo, ahora, cada caricia suya la noto como varias a la vez.



(Relato finalista en el Concurso de Microrrelatos de Wonderland, de Radio4. Los otros finalistas los puedes leer aquí: Finalistas)