viernes, 17 de octubre de 2014

MAL DE AMORES


   Mira que es guapa la condená. Cara de ángel, pelo rubio recogido en una elegante cola, nariz perfecta y un cuerpo sinuoso cuyas curvas se adivinan bajo ese vestido negro que tan bien le sienta. Se hace la dura y la inaccesible, pero no deja de mirarme con esos ojos azul cielo. Le sostengo la mirada, creo que yo también le pongo. Tiene carácter la puñetera, habla poco pero con genio. Seguro que es de las que les va el sado y les gusta ser dominadas. Me tiene loco, podría hacer de mí lo que quisiera. Con ella todo sería distinto. ¡Venga!, ¡declárate!, ¡ánimo valiente!, es el momento, allá voy:


—Me declaro inocente, señoría.



(Relato ganador en el I Concurso de Microrrelato "La Radio en Colectivo", del mes de Septiembre).