domingo, 10 de agosto de 2014

RENCOR


     Eché más troncos al fuego, por si se les ocurría forzar la chimenea. Este año ni Papá Nöel volvería a dejarme unos horribles calcetines, ni Rudolph se comería los mazapanes.




(Propuesta a Microrrelatos del Azar. Frase de inicio obligada: Eché más troncos al fuego, por si se les ocurría forzar la chimenea. Publicado en el blog Filias' home).