miércoles, 20 de agosto de 2014

CAMBIO DE ESTACIÓN

A TODO GAS 

     En cada cambio de estación toca hacer balance de ausencias clasificándolas por motivos. Las olas de calor o de frío, en verano e invierno, hacen subir algo las cifras de bajas, pero muy poco en comparación. El capítulo más fuerte y constante, mes a mes, es el de muerte por intoxicación. Le he oído decir al coronel que no hay otro centro más regular y productivo que este de Auschwitz. 


RELEVO 

     En cada cambio de estación toca hacer balance de ausencias. Esta vez, entre otros, falta Leocadio. Aquí está todo muy organizado. Ya sé que de compañero de mus y de petanca, me pondrán al de la lista de espera que ocupe su habitación. Esperemos que tenga mejor cabeza y más pulso que Leo. Y que dure más.



(Propuestas a Microrrelatos del Azar. Frase de inicio obligada: En cada cambio de estación toca hacer balance de ausencias. Publicado en el blog Pensamiento Dinámico).