miércoles, 27 de agosto de 2014

GENTE DE HONOR


   Nunca olvidaré mi primer caso. Él se acogió a su derecho de justicia gratuita y me tocó su defensa en el turno de oficio. Lo tenía difícil; pesaban sobre él las acusaciones de enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales, falsedad documental y tráfico de divisas. En nuestra primera entrevista me prometió que, si le sacaba libre, me haría su socio en una importante sociedad.

—No creo en su palabra —le dije—, pero sé qué teclas pulsar y le aseguro, como que me llamo Gómez Acebo, que conseguiré su absolución, señor Pombo.




(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados de Julio. Tema: abogados. Palabras obligatorias: defensa, turno, oficio, justicia, gratuita).