martes, 31 de marzo de 2015

ELECCIÓN

Suena el despertador innecesariamente. Llevo toda la noche sin pegar ojo, pensando de nuevo en lo mismo que, con mucha frecuencia, me desvela. Me levanto y, resignada, me aseo sin poder dejar de dar vueltas a la cabeza. Ahora llega el momento de afrontar la inevitable decisión: ¿qué me pongo?




(Relato presentado al concurso Cincuenta Palabras de Marzo)