jueves, 29 de enero de 2015

PUTIJOBS

     No me molestó que me bajaran el sueldo en la cafetería. Tampoco me importó que me aumentaran la jornada en dos horas y media más al día; pero lo de traer de casa el café, la leche y el azúcar, para los clientes, no sé, me lo tengo que pensar.



(Relato presentado a Cincuenta Palabras).