lunes, 22 de septiembre de 2014

DEBERÍAS AIREARTE


SOLO TÚ

—Deberías airearte un poco. Y tampoco te vendría mal un baño de sales aromáticas.

—Con tantos como estamos aquí ¿por qué solo me lo dices a mí?

—Porque esto es una orgía glamurosa y solo tú vienes de trabajar en una pescadería.



...CÍNICO DE AMSTETTEN

—Deberías airearte un poco, y al bebé también le vendría bien que le diera el sol.

—Ya sabes, papá, que este sótano no tiene ventanas y que siempre pones el candado a las dos puertas.




(Propuestas al Concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Deberías airearte un poco).