miércoles, 30 de abril de 2014

CUCHILLO DE PALO


     El ayuntamiento denegó la cédula de habitabilidad para aquel edificio. El arquitecto municipal lo argumentaba con un inventario de deficiencias entre las que citaba las grietas en paredes y techos, los ladrillos sueltos, las humedades y el incumplimientos de la normativa de instalación eléctrica y de gas. No exento de humor, el funcionario indicaba también que ni los ocupas vivirían en aquel lugar.

     El abogado del solicitante, en su recurso, defendió con pasión la idoneidad del edificio como sede de su representada, una sociedad de asesoramiento inmobiliario.





(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados de Abril. Tema: abogados. Palabras obligatorias: pasión, cédula, humor, inventario y ladrillo).