miércoles, 19 de marzo de 2014

ORÁCULO



A María José Azuar,
Presidenta de mi club de fans (un miembro)
y excelente maestra de chavales con madera.





  A esa difícil edad de los catorce los padres de Zoilo empezaron a preocuparse por su futuro; si valdría para los estudios, para los negocios, para ganarse la vida por sí solo, ...

  Fue una tarde de tormenta cuando decidieron ir a preguntarle al patriarca, Manuel Vargas,  anciano, sabio y prudente, quien, cual oráculo de la antigua Grecia y observando circunspecto al chico, escueto y solemne sentenció "El muchacho tiene madera".

  Volvieron los tres empapados y los padres, además, aliviados, complacidos y confiados por lo que el mañana parecía reservar a su único hijo.

  Y algo de razón debía de tener el viejo, por cuanto que, cada vez que el chaval se rascaba la cabeza, quedaban entre sus uñas algunos restos de serrín.




(Relato presentado al Concurso Esta Noche Te Cuento de Marzo. Tema: Bajo la tormenta).