martes, 10 de noviembre de 2015

SALIDAS SIGILOSAS

INOCENCIA REAL


    Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos, tras dejarles los regalos al pie de sus camas. Nadie puede imaginar lo que les cuesta seguir haciéndoles creer, a los tres, que los Reyes no son los padres. Juan Carlos y Sofía, los pobres.




VUELVEN A CASA POR NAVIDAD

   Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos, ausentes desde aquella lejana y triste Navidad. Han recogido, ordenado y guardado los juegos y cuentos que los niños han dejado esparcidos y que no llegaron a recibir. Para que los puedan encontrar cuando vuelvan, la próxima Nochebuena.


EXTRAESCOLARES

    Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos. En realidad no hay vínculo familiar aunque se hagan llamar padres. Las enseñanzas sobre el uso de casullas, sotanas o túnicas, son por la mañana, en el aula. Ahora, por las noches, les inician en otro tipo de hábitos.


ETERNA JUVENTUD

     Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos tras dejarles los regalos de Reyes. Al mayor le han puesto este año un caballito balancín; y un triciclo al de cuarenta y dos años.


AIRES DEL NOROESTE

    Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos tras dejarles, sobre la estelada, los regalos de los Presidentes Magos de Repúblicas de Oriente.






(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos).