viernes, 27 de noviembre de 2015

EL PROGRESO


   Las mayores computadoras del mundo, sincronizadas y programadas para crear la idea perfecta, dieron como resultado la rueda.

(Relato en el podio del concurso Cuenta 140  de El Cultural. Tema: El progreso)

  Compró dos calculadoras electrónicas de bolsillo y observó al comerciante haciendo la cuenta con un ábaco.


 (Relato finalista en el mismo concurso. Otras propuestas fueron estas:


   Aquel país alcanzó tal nivel de desarrollo que la tasa de paro llegó al cien por cien.

   Desistió de pasar a la Historia al no lograr acoplarle a la mula aquella cosa redonda e inútil que acababa de inventar.

   Cuando ideó los raíles, aún no se había inventado la rueda.

   El grupo de clérigos progresistas, para acabar con las discusiones que lo ralentizaban todo, crearon el Tribunal del Santo Oficio.

  Cuando inauguraron el aeropuerto, emigraron del pueblo los pocos habitantes que quedaban.

  Todos los indicadores evidenciaban el mayor progreso de la historia. Pero el software era de Volkswagen.

  —Te veo mejor que nunca—, le dijo al volverse a encontrar, sesenta años después).