viernes, 25 de septiembre de 2015

ALMA DE HORMIGA

     Durante el juicio por el caso de corrupción y malversación de fondos públicos, el juez, que había ordenado peritar lo que mi defendido llamaba "su refugio", y que era en realidad un chalet de más de seiscientos metros cuadrados en la zona más exclusiva de Marbella, le preguntó con cierta sorna si lo había comprado con los beneficios de jugar a la lotería. Tras una fugaz reflexión, con gesto serio y convincente, le contestó "no, señoría, lo adquirí con los ahorros de mi trabajo de ordenanza en el Ayuntamiento". 







(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados del mes de Septiembre. Tema: abogados. Palabras obligatorias: jugar, peritar, fugaz, refugio y ahorro).