miércoles, 13 de noviembre de 2013

DULCES SUEÑOS



- Ni rebozado, ni al pil-pil -argumentó Matías-, como mejor sabe es en pepitoria, al chilindrón o cochifrito.

- Puedes hacerlo como quieras pero, por favor, cochifrito no, que me produce acidez.

- Pues a la cerveza. Nunca has probado un pollo a la cerveza como el que yo preparo.


         Terminaron de dar cuenta del par de tomates revenidos, de los restos de pizza y de unos plátanos marrones que componían la cena y, echándose un cartón encima y a modo de buenas noches, Emilio dijo: ¡Qué festín nos vamos a dar el día que encontremos un pollo en el contenedor!, ¿eh, Matías?