lunes, 16 de enero de 2017

LA FUGA

 
 Para implorarle que vuelva a casa recurren a mensajes en las emisoras de radio, avisos en los periódicos y hasta pasquines en las farolas. «Los tres te necesitamos», «si no vienes no podremos seguir viviendo» o «vuelve, dependemos de tí», son algunas de sus llamadas desesperadas. El tiempo pasa sin respuesta, la vida se les hace cada vez más insoportable, el goteo se ha convertido en un flujo continuo que rebasa ya el rodapié y ese maldito fontanero sigue sin dar señales de vida.



(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Para implorarle que vuelva a casa).