martes, 31 de enero de 2017

ERROR FATAL

  La demanda solicitaba, de aquella clínica ginecológica, una cantidad millonaria en concepto de indemnización por los daños psicológicos ocasionados a Carlitos, derivados del error en el diagnóstico de su sexo cuando se encontraba en el vientre materno. Ello le acarreó criarse entre prendas de color rosa, muñecas y diademas y a escuchar a sus padres llamarle a veces «Anita», lo que afectó al desarrollo de su personalidad.
    El Juez decidió la inadmisión, por irrelevante para el caso, de la caja con cientos de imágenes obtenidas por ultrasonido, de fetos en distintos períodos de gestación, con las que la defensa pretendía demostrar la infalibilidad del sistema. Esto, unido a que Carlitos iba a testificar que desde los catorce años notaba dolores menstruales y que tenía pánico a un embarazo, hacía prever al abogado un fallo favorable en la sentencia.



(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados. Palabras obligatorias: testificar, fallo, caja, inadmisión y ultrasonido. Tema: abogados).