martes, 3 de febrero de 2015

TARDES DE LUNES


DE DOCE LETRAS

     No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde. Me acaban de comunicar el desahucio; ya llego tarde al entierro de mi padre; arden las cortinas y el mueble del salón mientras el teléfono de los bomberos comunica sin cesar; hoy no hay fútbol y, en la horizontal, no consigo dar con el mamífero australiano terminado en inco.


VOLUNTAD

     No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde. Además, era la última. Eso dijo el Alcaide.


SUEÑOS DE MICRORRELATISTA

     No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde. Seis aciertos en la bonoloto, ganador mensual en Relatos en Cadena, tengo cava en el frigo, los niños de excursión y ella, más guapa que nunca, que me acaba de decir que hoy no le duele la cabeza.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde).