martes, 17 de febrero de 2015

DE JAULAS Y EQUÍVOCOS

FINTA

   Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca achacándole fobia por los animales. Firme y decidido, pasa de largo y sus pasos le llevan al puesto de los peluches.


EVIDENCIAS

   Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca. Se abraza a la leona, le hace arrumacos, la besa..., el animal le corresponde, mantiene a raya al resto y le permite compartir su comida. Ya no pueden quedar dudas, esta relación va en serio.


COMO NO SE QUERÍA DEMOSTRAR

   Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca. Pero no lo consigue, el otro llevaba razón, su halitosis tumba a las fieras.


ESCENAS CIRCENSES

   Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca, que aquello no es lo que parece sino un holograma, la proyección de una imagen en tres dimensiones. Lo sabe porque ha oído al director decir que el láser estaba preparado. Al primer zarpazo de Láser la controversia queda resuelta.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca.)