martes, 4 de abril de 2017

LAS EDADES DEL FUMADOR

PRECOCIDAD
Solo le quedaba un cigarrillo y dos dedos de bourbon. Apuró ambos, detrás del columpio, antes de que «la seño» diera por terminado el recreo.


ADICCIONES CONGÉNITAS

Solo le quedaba un cigarrillo que apuró antes de que el ginecólogo lo agarrara por los tobillos.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Solo le quedaba un cigarrillo).