sábado, 22 de agosto de 2015

DE NIÑAS Y CALLEJONES


ESTÍMULOS OSCUROS

La silueta a contraluz, de la niña avanzando por el callejón, activó las glándulas secretoras de veneno de la paciente comunidad de tarántulas.



TORNASOL

Las últimas luces del atardecer cubren, con las sombras de la figura de la niña, el suelo adoquinado del callejón; tan solo instantes antes de que se tiña con el fluido rojo de su tráquea.


REGALOS

—¿Es usted quien me va a dar dulces de fresa? -preguntó dubitativa la niña.

—¡Ah!, pues mira, no había pensado en eso -contestó desde el fondo una voz aguardentosa-, pero... ven, ven, que tengo otra sorpresa para ti.



(Relatos presentados al concurso del Calendario 2016 de la Internacional Microcuentista del mes de Julio, inspirados en la imagen de cabecera).