sábado, 22 de septiembre de 2018

DE FRUSTRACIONES

Ireneo Ripalda ocupaba el puesto H10 en una gran sala diáfana, de paredes desnudas, con un centenar de mesas perfectamente alineadas con orientación norte. En cada una de ellas, una pantalla, un teclado y un teléfono. Ireneo había intentado infructuosamente que la dirección realizara cambios en la distribución o introdujera algún elemento decorativo. Pero aquel día, Ripalda tuvo una gran idea y decidió llevarla a cabo. En un santiamén, giró su mesa ciento ochenta grados y se situó en sentido contrario al de todos sus compañeros. Se sintió feliz durante quince minutos. El tiempo que tardó el resto en imitarle. 




(Relato ganador semanal en el concurso Wonderland, de Radio4).

domingo, 16 de septiembre de 2018

PARROQUIANOS

–A don Ramón le servís lo que quiera, invita la casa.

Ante la orden de la madama, Irina y Yessi se aprestan a atender con esmero al caballero. Ni chicas ni clientes recuerdan que nadie hubiera sido exonerado nunca de pagar consumiciones o servicios en el Xanadu’s Club. Algunos de los habituales parroquianos, que también lo son de la iglesia del pueblo, pagan con premura sus copas y, amparados por contraluces y neones, abandonan discretamente el local. Reconocieron en don Ramón al sacerdote de la parroquia, aquel a quien todos llaman Padre, aunque solo la madama con conocimiento de causa.



(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio4).

lunes, 3 de septiembre de 2018

VIAJE CON NOSOTROS

Apenas falta media hora para el final del viaje y, como guía y responsable del grupo, recorro cada vagón haciendo recuento, despidiéndome de todos y dando las últimas recomendaciones. Algunos se encuentran en el vagón cafetería celebrando el regreso, el resto en sus asientos, charlando, leyendo o repasando las curiosidades del programa para contarlas a los familiares que les esperan en la estación. Esta vez vuelvo satisfecha. Las impertinencias han estado por debajo de la media. Solo dos llamadas al médico; una por el típico empacho de bufé y otra por olvido en la toma de las pastillas del azúcar. Al margen quedan las habituales quejas por la calidad de las comidas o por el abusivo precio de las excursiones opcionales.

Cuando llego ante Arcadio y Carmena, septuagenarios que dormitan abrazados, no puedo evitar una sonrisa de ternura. Recuerdo que llegaron solos y se conocieron al comenzar el viaje. Congeniaron enseguida. Al venir desparejados, les tocó compartir asientos en autobuses y mesas en restaurantes. También bailes en las verbenas nocturnas. Habitación solo durante los últimos tres días. Cierto celo profesional me inspira un esperanzado deseo: «Lo que el Imserso ha unido que no lo vayan ahora a separar sus cónyuges».


(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento e inspirado en la fotografía de Vivian Maier que lo acompaña).




jueves, 30 de agosto de 2018

DE VUELTA

   Don Melquíades solía hablar de muertos vivientes antes de la hora de acostarse; era su tema preferido. Ni a la Directora ni al personal auxiliar les hacía la más mínima gracia, pero lo permitían por lo mucho que divertía a los residentes del geriátrico. En especial al grupo de centenarios.




(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

domingo, 26 de agosto de 2018

TUTELA OPORTUNA

Mala suerte, no pudo ser. Lo teníamos todo preparado para aquella cena que iba a ser memorable, pero las circunstancias trastocaron nuestros planes. Los funcionarios de Servicios Sociales se presentaron a media tarde y se lo llevaron. Ya no fue lo mismo, tuvimos que conformarnos con tomar solo la guarnición.


(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

jueves, 16 de agosto de 2018

LLAVE MAESTRA

  
No conseguía dar con la llave adecuada para poder abrir su corazón. Probó infructuosamente con varias de hierro, con otras de latón y hasta con alguna electrónica. Sin resultados satisfactorios. Pero por fin, consiguió acertar con una muy fina, rectangular y de plástico que le habían dado en el banco.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

jueves, 9 de agosto de 2018

TRAUMAS

Andreas Ripalda, del despacho Ripalda y Asociados, recuerda su primer caso. Recién acabada la carrera decidió demandar a sus padres. Aunque los hechos objeto de denuncia habían sucedido veinticinco años atrás, al tratarse de torturas y maltrato infantil no cabía prescripción ninguna. Andreas tuvo que beber un poco de agua antes de declarar que frases como «verás qué bien estarás en el colegio» o «vas a conocer a muchos amigos», que tuvo que escuchar con solo tres años, le indujeron a caer en el engaño. Fueron años de suplicio aprendiendo grafías extrañas y realizando coreografías estúpidas. La prueba más impactante fue una película en Super 8 en la que, desnudo junto a sus compañeros, recibía un baño de manguera en lo que parecía una fiesta para disfrute de los sádicos padres. Ante imágenes de tanta crueldad, el Tribunal, con el ánimo sobrecogido, dejó el juicio visto para sentencia.


(Relato presentado al concurso Relatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligatorias: agua, colegio, engaño, declarar y tortura).




viernes, 3 de agosto de 2018

SE NECESITA JARDINERO

Algo nerviosos, no lograban dar con la llave que necesitaban para abrir el candado del cobertizo. Suponían que dentro estaría el serrucho y la escalera de mano que tanta falta les hacía ahora. Después de mucho buscar, la encontraron allí mismo, sobre la hierba, bajo aquellos pies de suave balanceo.



(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

domingo, 29 de julio de 2018

EN EQUILIBRIO INESTABLE

En equilibrio inestable soporto con estoicismo y cabizbajo la reprimenda de mamá. Esta vez también tiene razón. El caso es que siempre me hago el propósito de seguir sus consejos, no ir tan alocado, pensar las cosas antes de hacerlas, ser más pausado; pero lo cierto es que pronto lo olvido y vuelvo a las andadas. Mamá, más enojada que nunca, me hace la pregunta directa señalando el objeto de su angustia. Y no sé qué contestarle. Repaso todo lo que hice esta tarde con Javito, los chapuzones en el arroyo, la búsqueda de nidos subidos a los árboles, los saltos de liana en liana, la vuelta por el borde de la valla… Pero no, no consigo recordar dónde he podido perder la pierna que me falta.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento, inspirado en la foto de Cristina García Rodero que lo acompaña).

domingo, 22 de julio de 2018

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE PELLETIER

Ya nada fue como antes. Es inevitable, le ocurre a todo el que es pionero en algo importante. La fama hace que todo pase a ser distinto. Supongo que lo mismo le ocurriría a Colón con lo de América. Mi caso es similar, estrenar la guillotina me cambió la vida.




(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

domingo, 15 de julio de 2018

CELO PROFESIONAL

De porte elegante y caminar firme y seguro, Rosendo Jaramillo había sido el más joven en alcanzar el grado de Capitán en el ejército. Sin embargo, su brillante carrera podía quedar truncada de cuajo. Su novia, Teniente fiscal, le había abierto un expediente ante el tribunal militar por traición y revelación de secretos al haberle prometido, en la intimidad, que por un beso de amor le rendiría sus tropas y se entregaría sin resistencia.



(Relato presentado al concurso de Microrrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligatorias: Caminar, elegante, intimidad, traición y expediente).

miércoles, 11 de julio de 2018

CASABLANCA 2018





(Nanorrelato ganador en el Concurso de Índigo Crea, inspirado en la imagen dada. Máximo 10 palabras con título).

miércoles, 4 de julio de 2018

FINAL ANUAL DE RELATOS EN CADENA 2018

Este blog nació hace 5 años con motivo de haber llegado a la final del Concurso de Relatos en Cadena, de la SER, y haber conocido lo que hacían otros microescritores mucho más experimentados que yo. Esta semana, un lustro después, he vuelto a otra final. Estar entre los 10 finalistas de casi 28.000 relatos presentados, de 46 países distintos, resulta difícil de digerir. Sin duda, el factor suerte juega aquí un papel determinante. Lo que ya no es atribuíble a la diosa fortuna es el buen ambiente que siempre rodea este micromundillo de la escritura. Y no lo digo por otros finalistas a los que ya conocía personal o virtualmente (Patricia, Francesc, Lorenzo, Nicolás y Asier), sino también por los hasta ahora desconocidos con los que enseguida floreció la empatía (Carmen, Victoria, Alba y Fernando), sin olvidar a esos otros magníficos escritores y mejores personas que no dejaron pasar la ocasión de compartir unas cervezas después del programa (Belén, Ángel, Saly y Ximens, Lola, Luisa, Olga y Paco, Manuel, Arantza). En el jurado Javier Sagarna, Benjamín Prado y mi compañera finalista de la primera vez, Arantza Portabales -¡cómo progresa la condená!-. Como secretario Germán Solís, en la dirección del programa Carles Francino.

Con todo ello se compuso lo que podríamos llamar la jornada perfecta. Difícil convertir en palabras las sensaciones vividas, fue un encadenamiento de emociones desde el encuentro a mediodía en la Escuela de Escritores, siguiendo por la coida en el Café Comercial, por la visita a la SER, el programa, por supuesto, las cervezas post evento, la sushi cena de supervivientes, hasta la despedida en la Gran Vía, cuando empezaba el día siguiente.

Para el recuerdo unas fotos y diez relatos, y en la memoria un día inolvidable, como aquel otro de Julio de 2013.


LOS RELATOS Y SUS AUTORES


JUNIO
Mundo subterráneo, de Asier Susaeta
Prefiero las ratas porque, aunque lentas, son de fiar. El resto prefiere tirarles huesos a los caimanes para que se los traigan, luego los acarician y claro, así a casi todos les faltan dedos. Por suerte sólo se necesitan dos para jugar a los bolos con una calavera de las redonditas, de las de abuela. Al quién es quién, sin embargo, pueden jugar hasta los mancos. Cronometramos un minuto de lloriqueos, cada uno hace su apuesta y después les preguntamos cómo se llaman a través de la alcantarilla. Los muy ilusos siempre nos hacen prometerles antes de responder que los dejaremos entrar.


MAYO
Venganza mortal, de Nicolás Jarque
Cuando éramos jóvenes practicábamos la inconsciencia, hacíamos gala de ello. Quien más quien menos, entre mis amigos, se solía emborrachar, caminar por la barandilla del puente de los colgados, nadar a contracorriente las noches de mar picada. La Muerte nos temía. Cuando la veíamos aparecer al final de una callejuela, en el rincón más oscuro de una taberna o en medio de un tumulto, con esa pose tan regia, nos mofábamos sin piedad. Ella bajaba la cabeza y se marchaba arrastrando su túnica. Ahora nos arrepentimos. Pasan los años lentamente y la Muerte se ha olvidado de nosotros.


ABRIL
Luchas a distancia, de Alba Baro
Pesaban muy poco pero aplastaban sueños. Seleccionábamos las piedrecillas más pequeñas, aquellas que apenas se percibían escondidas en nuestros bolsillos. Luego, encogidos entre los arbustos, apuntábamos, guiñando un ojo, mordiéndonos la lengua, para terminar celebrando en un silencio exultante cada barquito derruido. Al otro lado, los niñitos repeinados, con cuellos camiseros y pantalones de pana lloriqueaban demandando la presencia de sus nanys.
Décadas después se cobraban su venganza. Con sus ligeras plumas trazaban gráciles firmas que nos enviaban de una patada a las duras calles.


MARZO
Pagar las facturas, de Fernando Díaz. 
(RELATO GANADOR).
Salieron juntos cogidos de la mano después de limpiar el cuadrilátero, coserse las heridas y darse una ducha. Como cada noche, se llevaron el montante de la bolsa a casa. Abrazados en la cama, dijeron que sería la última vez; ya se las apañarían para pagar las facturas.


FEBRERO
Dilema, de Rafa Olivares
Se quedaban discutiendo dónde pondrían el sofá durante horas. Aunque en realidad las opciones no eran tantas: o bajo la palmera o en la orilla, con los pies a remojo mientras pescaban.


ENERO
Mimos, de Lorenzo Rubio
Pestañeó dos veces para decir que sí estaba bueno el filete, pero se había quedado con hambre. Su mujer le respondió con aplausos. Claramente, eso significaba te fastidias, haberlo acompañado con pan. Enojado, él se tocó las orejas para pedirle el divorcio, pero automáticamente ella reaccionó tirándose de los pelos. Era lo más bonito que nunca le había susurrado, así que la perdonó hurgándose la nariz. Fue cuando su esposa hizo la ola levantando y bajando los brazos, una señal inequívoca. Excitadísimos los dos, se fueron dando saltos de rana hacia el dormitorio. Ya recogerían la mesa mañana.


DICIEMBRE
Padre permisivo, de Victoria de la Fuente
(RELATO SEGUNDO CLASIFICADO).
Su padre también le dejaba conducir la furgoneta, arreglar la cerca, bajar los sábados al cine del pueblo, ir al bosque a coger leña y piñas para encender la chimenea y, esa Navidad, le permitió poner él solo las luces del árbol. Lo único que le tenía prohibido, desde que su madre los abandonó para irse con otro, era bucear en el lago que había al lado de la casa.


NOVIEMBRE
Mi bebé, de Carmen Alonso
Y se ríe, se ríe con cualquier cosa. Se ríe al despertarse, y antes de dormir, y cuando lo tomo en brazos y lo beso, y cuando salimos a pasear, y cuando lo baño. Solamente llora cuando le doy de comer, no le gusta la papilla que le hago con patata, zanahoria y un poco de pollo; lo pongo todo a hervir y cuando está hecho lo paso con la batidora.
Desde el día en que lo vi en el parque supe que yo sabría hacerle feliz. ¿Qué será lo que le falta al puré?, ¿Qué será lo que le ponía su madre?


OCTUBRE
El deseo, de Francesc Barberá
La ciudad del amor cambió totalmente a papá. Cuando volvieron del viaje, mamá estaba entusiasmada. Pero no tardó en arrepentirse de haber pedido aquel deseo. Papá hacía cosas muy raras: todas las noches le cantaba una serenata y le llenaba la habitación de rosas. Incluso llegó a contratar un avión para que dibujara sus nombres en el cielo. Han decidido volver a París. Papá quiere casarse frente a la Torre Eiffel. Mamá está deseando regresar a aquel puente, cerrar los ojos y pedir que todo vuelva a ser como antes.


SEPTIEMBRE
Itinerantes, de Patricia Collazo
(RELATO TERCER CLASIFICADO)
La casa ha comenzado a llenarse de hormigas, dice mi madre. Y nos mudamos de ciudad. Eso ocurre cada tres o cuatro meses. Mi hermana y yo hemos pasado por tantos colegios que ya no recordamos sus nombres.
Cuando nos instalamos, llama a mi tía y le dice que ya estamos a salvo. Pero nunca le quiere dar la nueva dirección. Te conviene no saberla, suele decirle. Como si las hormigas fueran capaces de sonsacársela para poder dar con nosotros de nuevo. Aunque tome tales precauciones, lo mismo da. Ellas terminan encontrándonos. Y toca recogerlo todo, cargar el coche y cambiar de amigos y de cole. Otra vez.




















domingo, 1 de julio de 2018

RETROCUENTO DE LA LECHERA



–Tranquilo, no te impacientes, aún tengo que conocer a tu padre, que empecemos a salir, que se declare, que estemos de acuerdo en la casa, los muebles y las cortinas, que nos casemos y que decidamos tenerte– le dijo al bebé, ansioso por agarrarse al pezón para succionar su alimento.





(Relato finalista en el blog Cincuenta Palabras).

miércoles, 27 de junio de 2018

AGENTE DOBLE

Después de mucho tiempo, esfuerzo y diplomacia, había conseguido ganarse la confianza de las dos potencias, antagónicas e irreconciliables. Ello le permitió, sin levantar sospechas, hacerse con información altamente sensible y confidencial de cada una que fue pasando a la otra parte a cambio de ciertos privilegios y una mayor estima y consideración. Pero todo se fue al traste un aciago día; precisamente el de su cincuenta cumpleaños. Su madre se presentó con una exquisita tarta de limón con arándanos, especialidad de Pepi, su esposa, quien había preparado unos deliciosos macarrones a la fetuccini, con vino de Chianti, como solo Adela, su madre sabía cocinar. Ahí se descubrió todo.





(Relato seleccionado en el Concurso Cultura y Vino de Pollogómezfolk).

martes, 19 de junio de 2018

MADRE CHEF

Incluso con el niño de por medio, su cena de Nochebuena fue todo un éxito. Todos los comensales se preguntaban cuál sería su secreto para tan delicioso plato. En las respuestas había diversidad de opiniones. Los había que apreciaban cierto sabor a jengibre y enebro, otros atribuían el encanto a la salsa de boletus y espárragos con el punto que le daba el vino de Castilla, pero los más estaban convencidos de que el secreto estaba en la cocción a fuego lento. En lo que sí coincidían todos era en que la carne estaba sabrosísima y tierna, mucho más exquisita –dónde iba a parar– que la de los mellizos del año anterior.






(Relato seleccionado en el Concurso Cultura y Vino de Pollogómezfolk).

viernes, 15 de junio de 2018

LA PACIENCIA DEL PACIENTE

Decía sí con un par de pestañeos, solo uno para el no, guiñaba el ojo izquierdo para el no sabe y el derecho para el no contesta. La misma rutina de todas las semanas para cumplimentar las cincuenta preguntas de la encuesta de satisfacción, en la unidad de enfermos terminales.



(Relato finalista en el concurso de Cincuenta Palabras).

martes, 12 de junio de 2018

CUAL PARA TAL

Los payasos acaban su actuación y las luces se apagan. Tras unos redobles de tambor, se hace el silencio y el Director del Circo –bigote amplio, simétrico, ondulado y con tendencia ascendente, sombrero de copa a juego con camisa de seda brillante con doble solapa, charreteras y botones en formación, pantalones bombacho y botas de montar– anuncia el espectáculo estelar. Un haz de luz descubre la gran bombarda situada más allá de la pista central. A continuación, el foco ilumina el otro extremo en el que aparece, bella y escultural, la Mujer Bala. La pequeña orquesta acomete los compases de una pieza con sones más épicos que líricos y la dama se desplaza, pausada y majestuosa, hasta el centro de la pista donde un ayudante, surgido de la penumbra, le ayuda a deshacerse de capa, guantes y corona. Después, ya recuperada la luz ambiental, se dirige hacia el artefacto artillero; antes de introducir su cuerpo en la negra boca, y mientras el asistente carga la pólvora, ella saluda al enfervorizado público deteniendo su mirada en las últimas filas de la grada lateral. Algo ha llamado su atención. Se vuelve y da unas órdenes claras y precisas al auxiliar que, sorprendido, obedece añadiendo algo más de materia explosiva y modificando en quince grados el ángulo de dirección del disparo. 

En unos segundos, un estruendo seco y potente, que precede a una humareda gris, la catapulta hacia las alturas, describiendo una parábola perfecta en la que ejecuta un escorzo con doble tirabuzón que la deposita suavemente en los brazos de un hombretón joven, atractivo y guapetón. Lo que se diría un hombre cañón.




(Relato finalista en el concurso del Diari de Terrassa).

sábado, 9 de junio de 2018

DIOS LOS CRÍA



Al día siguiente de que los vieran salir juntos y cogidos de la mano, fueron portada en todos los medios, incluyendo la prensa rosa, blanca, amarilla y sepia. La sorpresa no fue por la desconocida, hasta entonces, homosexualidad de ambos –tal circunstancia ya no era noticia–, sino por las diferencias de edad, de ideología política, de carácter e incluso de aficiones. Quizás lo único en común era su olfato para llegar a tiempo a los mejores negocios. Pasaron años sin que se volviera a saber de ambos y es que nadie advirtió, aquel día, las esposas que enlazaban sus muñecas.



(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio4).

martes, 5 de junio de 2018

LA PULSERA MÁGICA

Ellen Price, primera bailarina del Ballet Real de Dinamarca, destacó por su interpretación en la adaptación a la danza de un cuento de Hans Christian Andersen, La Sirenita. Un acaudalado cervecero, perdidamente enamorado de su figura y de su arte, la obsequió con una pulsera mágica que ella decidió colocarse en el tobillo izquierdo, no sin antes ser advertida de que si alguna vez se la quitaba quedaría transformada en bronce. Ellen no tardó en olvidarse del aviso, y una tarde de verano, después de tomar desnuda un baño en la costa Langelinie de Copenhague, y mientras se secaba sobre una roca, deslizó de su pie el abalorio y su cuerpo quedó al instante bronceado. Literalmente. 

De lo que pasó con la pulsera poco se sabe. Muy probablemente alguien la encontró y se la probó, pero es previsible que, desconocedor de sus efectos fantásticos, no le durara puesta mucho tiempo. Eso explica que haya tantas esculturas de bronce por toda Europa. Y muchas de ellas de personajes que solo llegaron a ser ilustres mucho tiempo después de ser estatuas.



(Relato presentado al concurso del Blog Esta Noche Te Cuento, inspirado en la foto de Benoit Courti).