domingo, 15 de julio de 2018

CELO PROFESIONAL

De porte elegante y caminar firme y seguro, Rosendo Jaramillo había sido el más joven en alcanzar el grado de Capitán en el ejército. Sin embargo, su brillante carrera podía quedar truncada de cuajo. Su novia, Teniente fiscal, le había abierto un expediente ante el tribunal militar por traición y revelación de secretos al haberle prometido, en la intimidad, que por un beso de amor le rendiría sus tropas y se entregaría sin resistencia.



(Relato presentado al concurso de Microrrelatos Abogados. Tema: abogados. Palabras obligatorias: Caminar, elegante, intimidad, traición y expediente).

miércoles, 11 de julio de 2018

CASABLANCA 2018





(Nanorrelato ganador en el Concurso de Índigo Crea, inspirado en la imagen dada. Máximo 10 palabras con título).

miércoles, 4 de julio de 2018

FINAL ANUAL DE RELATOS EN CADENA 2018

Este blog nació hace 5 años con motivo de haber llegado a la final del Concurso de Relatos en Cadena, de la SER, y haber conocido lo que hacían otros microescritores mucho más experimentados que yo. Esta semana, un lustro después, he vuelto a otra final. Estar entre los 10 finalistas de casi 28.000 relatos presentados, de 46 países distintos, resulta difícil de digerir. Sin duda, el factor suerte juega aquí un papel determinante. Lo que ya no es atribuíble a la diosa fortuna es el buen ambiente que siempre rodea este micromundillo de la escritura. Y no lo digo por otros finalistas a los que ya conocía personal o virtualmente (Patricia, Francesc, Lorenzo, Nicolás y Asier), sino también por los hasta ahora desconocidos con los que enseguida floreció la empatía (Carmen, Victoria, Alba y Fernando), sin olvidar a esos otros magníficos escritores y mejores personas que no dejaron pasar la ocasión de compartir unas cervezas después del programa (Belén, Ángel, Saly y Ximens, Lola, Luisa, Olga y Paco, Manuel, Arantza). En el jurado Javier Sagarna, Benjamín Prado y mi compañera finalista de la primera vez, Arantza Portabales -¡cómo progresa la condená!-. Como secretario Germán Solís, en la dirección del programa Carles Francino.

Con todo ello se compuso lo que podríamos llamar la jornada perfecta. Difícil convertir en palabras las sensaciones vividas, fue un encadenamiento de emociones desde el encuentro a mediodía en la Escuela de Escritores, siguiendo por la coida en el Café Comercial, por la visita a la SER, el programa, por supuesto, las cervezas post evento, la sushi cena de supervivientes, hasta la despedida en la Gran Vía, cuando empezaba el día siguiente.

Para el recuerdo unas fotos y diez relatos, y en la memoria un día inolvidable, como aquel otro de Julio de 2013.


LOS RELATOS Y SUS AUTORES


JUNIO
Mundo subterráneo, de Asier Susaeta
Prefiero las ratas porque, aunque lentas, son de fiar. El resto prefiere tirarles huesos a los caimanes para que se los traigan, luego los acarician y claro, así a casi todos les faltan dedos. Por suerte sólo se necesitan dos para jugar a los bolos con una calavera de las redonditas, de las de abuela. Al quién es quién, sin embargo, pueden jugar hasta los mancos. Cronometramos un minuto de lloriqueos, cada uno hace su apuesta y después les preguntamos cómo se llaman a través de la alcantarilla. Los muy ilusos siempre nos hacen prometerles antes de responder que los dejaremos entrar.


MAYO
Venganza mortal, de Nicolás Jarque
Cuando éramos jóvenes practicábamos la inconsciencia, hacíamos gala de ello. Quien más quien menos, entre mis amigos, se solía emborrachar, caminar por la barandilla del puente de los colgados, nadar a contracorriente las noches de mar picada. La Muerte nos temía. Cuando la veíamos aparecer al final de una callejuela, en el rincón más oscuro de una taberna o en medio de un tumulto, con esa pose tan regia, nos mofábamos sin piedad. Ella bajaba la cabeza y se marchaba arrastrando su túnica. Ahora nos arrepentimos. Pasan los años lentamente y la Muerte se ha olvidado de nosotros.


ABRIL
Luchas a distancia, de Alba Baro
Pesaban muy poco pero aplastaban sueños. Seleccionábamos las piedrecillas más pequeñas, aquellas que apenas se percibían escondidas en nuestros bolsillos. Luego, encogidos entre los arbustos, apuntábamos, guiñando un ojo, mordiéndonos la lengua, para terminar celebrando en un silencio exultante cada barquito derruido. Al otro lado, los niñitos repeinados, con cuellos camiseros y pantalones de pana lloriqueaban demandando la presencia de sus nanys.
Décadas después se cobraban su venganza. Con sus ligeras plumas trazaban gráciles firmas que nos enviaban de una patada a las duras calles.


MARZO
Pagar las facturas, de Fernando Díaz. 
(RELATO GANADOR).
Salieron juntos cogidos de la mano después de limpiar el cuadrilátero, coserse las heridas y darse una ducha. Como cada noche, se llevaron el montante de la bolsa a casa. Abrazados en la cama, dijeron que sería la última vez; ya se las apañarían para pagar las facturas.


FEBRERO
Dilema, de Rafa Olivares
Se quedaban discutiendo dónde pondrían el sofá durante horas. Aunque en realidad las opciones no eran tantas: o bajo la palmera o en la orilla, con los pies a remojo mientras pescaban.


ENERO
Mimos, de Lorenzo Rubio
Pestañeó dos veces para decir que sí estaba bueno el filete, pero se había quedado con hambre. Su mujer le respondió con aplausos. Claramente, eso significaba te fastidias, haberlo acompañado con pan. Enojado, él se tocó las orejas para pedirle el divorcio, pero automáticamente ella reaccionó tirándose de los pelos. Era lo más bonito que nunca le había susurrado, así que la perdonó hurgándose la nariz. Fue cuando su esposa hizo la ola levantando y bajando los brazos, una señal inequívoca. Excitadísimos los dos, se fueron dando saltos de rana hacia el dormitorio. Ya recogerían la mesa mañana.


DICIEMBRE
Padre permisivo, de Victoria de la Fuente
(RELATO SEGUNDO CLASIFICADO).
Su padre también le dejaba conducir la furgoneta, arreglar la cerca, bajar los sábados al cine del pueblo, ir al bosque a coger leña y piñas para encender la chimenea y, esa Navidad, le permitió poner él solo las luces del árbol. Lo único que le tenía prohibido, desde que su madre los abandonó para irse con otro, era bucear en el lago que había al lado de la casa.


NOVIEMBRE
Mi bebé, de Carmen Alonso
Y se ríe, se ríe con cualquier cosa. Se ríe al despertarse, y antes de dormir, y cuando lo tomo en brazos y lo beso, y cuando salimos a pasear, y cuando lo baño. Solamente llora cuando le doy de comer, no le gusta la papilla que le hago con patata, zanahoria y un poco de pollo; lo pongo todo a hervir y cuando está hecho lo paso con la batidora.
Desde el día en que lo vi en el parque supe que yo sabría hacerle feliz. ¿Qué será lo que le falta al puré?, ¿Qué será lo que le ponía su madre?


OCTUBRE
El deseo, de Francesc Barberá
La ciudad del amor cambió totalmente a papá. Cuando volvieron del viaje, mamá estaba entusiasmada. Pero no tardó en arrepentirse de haber pedido aquel deseo. Papá hacía cosas muy raras: todas las noches le cantaba una serenata y le llenaba la habitación de rosas. Incluso llegó a contratar un avión para que dibujara sus nombres en el cielo. Han decidido volver a París. Papá quiere casarse frente a la Torre Eiffel. Mamá está deseando regresar a aquel puente, cerrar los ojos y pedir que todo vuelva a ser como antes.


SEPTIEMBRE
Itinerantes, de Patricia Collazo
(RELATO TERCER CLASIFICADO)
La casa ha comenzado a llenarse de hormigas, dice mi madre. Y nos mudamos de ciudad. Eso ocurre cada tres o cuatro meses. Mi hermana y yo hemos pasado por tantos colegios que ya no recordamos sus nombres.
Cuando nos instalamos, llama a mi tía y le dice que ya estamos a salvo. Pero nunca le quiere dar la nueva dirección. Te conviene no saberla, suele decirle. Como si las hormigas fueran capaces de sonsacársela para poder dar con nosotros de nuevo. Aunque tome tales precauciones, lo mismo da. Ellas terminan encontrándonos. Y toca recogerlo todo, cargar el coche y cambiar de amigos y de cole. Otra vez.




















domingo, 1 de julio de 2018

RETROCUENTO DE LA LECHERA



–Tranquilo, no te impacientes, aún tengo que conocer a tu padre, que empecemos a salir, que se declare, que estemos de acuerdo en la casa, los muebles y las cortinas, que nos casemos y que decidamos tenerte– le dijo al bebé, ansioso por agarrarse al pezón para succionar su alimento.





(Relato finalista en el blog Cincuenta Palabras).

miércoles, 27 de junio de 2018

AGENTE DOBLE

Después de mucho tiempo, esfuerzo y diplomacia, había conseguido ganarse la confianza de las dos potencias, antagónicas e irreconciliables. Ello le permitió, sin levantar sospechas, hacerse con información altamente sensible y confidencial de cada una que fue pasando a la otra parte a cambio de ciertos privilegios y una mayor estima y consideración. Pero todo se fue al traste un aciago día; precisamente el de su cincuenta cumpleaños. Su madre se presentó con una exquisita tarta de limón con arándanos, especialidad de Pepi, su esposa, quien había preparado unos deliciosos macarrones a la fetuccini, con vino de Chianti, como solo Adela, su madre sabía cocinar. Ahí se descubrió todo.





(Relato seleccionado en el Concurso Cultura y Vino de Pollogómezfolk).

martes, 19 de junio de 2018

MADRE CHEF

Incluso con el niño de por medio, su cena de Nochebuena fue todo un éxito. Todos los comensales se preguntaban cuál sería su secreto para tan delicioso plato. En las respuestas había diversidad de opiniones. Los había que apreciaban cierto sabor a jengibre y enebro, otros atribuían el encanto a la salsa de boletus y espárragos con el punto que le daba el vino de Castilla, pero los más estaban convencidos de que el secreto estaba en la cocción a fuego lento. En lo que sí coincidían todos era en que la carne estaba sabrosísima y tierna, mucho más exquisita –dónde iba a parar– que la de los mellizos del año anterior.






(Relato seleccionado en el Concurso Cultura y Vino de Pollogómezfolk).

viernes, 15 de junio de 2018

LA PACIENCIA DEL PACIENTE

Decía sí con un par de pestañeos, solo uno para el no, guiñaba el ojo izquierdo para el no sabe y el derecho para el no contesta. La misma rutina de todas las semanas para cumplimentar las cincuenta preguntas de la encuesta de satisfacción, en la unidad de enfermos terminales.



(Relato finalista en el concurso de Cincuenta Palabras).

martes, 12 de junio de 2018

CUAL PARA TAL

Los payasos acaban su actuación y las luces se apagan. Tras unos redobles de tambor, se hace el silencio y el Director del Circo –bigote amplio, simétrico, ondulado y con tendencia ascendente, sombrero de copa a juego con camisa de seda brillante con doble solapa, charreteras y botones en formación, pantalones bombacho y botas de montar– anuncia el espectáculo estelar. Un haz de luz descubre la gran bombarda situada más allá de la pista central. A continuación, el foco ilumina el otro extremo en el que aparece, bella y escultural, la Mujer Bala. La pequeña orquesta acomete los compases de una pieza con sones más épicos que líricos y la dama se desplaza, pausada y majestuosa, hasta el centro de la pista donde un ayudante, surgido de la penumbra, le ayuda a deshacerse de capa, guantes y corona. Después, ya recuperada la luz ambiental, se dirige hacia el artefacto artillero; antes de introducir su cuerpo en la negra boca, y mientras el asistente carga la pólvora, ella saluda al enfervorizado público deteniendo su mirada en las últimas filas de la grada lateral. Algo ha llamado su atención. Se vuelve y da unas órdenes claras y precisas al auxiliar que, sorprendido, obedece añadiendo algo más de materia explosiva y modificando en quince grados el ángulo de dirección del disparo. 

En unos segundos, un estruendo seco y potente, que precede a una humareda gris, la catapulta hacia las alturas, describiendo una parábola perfecta en la que ejecuta un escorzo con doble tirabuzón que la deposita suavemente en los brazos de un hombretón joven, atractivo y guapetón. Lo que se diría un hombre cañón.




(Relato finalista en el concurso del Diari de Terrassa).

sábado, 9 de junio de 2018

DIOS LOS CRÍA



Al día siguiente de que los vieran salir juntos y cogidos de la mano, fueron portada en todos los medios, incluyendo la prensa rosa, blanca, amarilla y sepia. La sorpresa no fue por la desconocida, hasta entonces, homosexualidad de ambos –tal circunstancia ya no era noticia–, sino por las diferencias de edad, de ideología política, de carácter e incluso de aficiones. Quizás lo único en común era su olfato para llegar a tiempo a los mejores negocios. Pasaron años sin que se volviera a saber de ambos y es que nadie advirtió, aquel día, las esposas que enlazaban sus muñecas.



(Relato finalista en el concurso Wonderland, de Radio4).

martes, 5 de junio de 2018

LA PULSERA MÁGICA

Ellen Price, primera bailarina del Ballet Real de Dinamarca, destacó por su interpretación en la adaptación a la danza de un cuento de Hans Christian Andersen, La Sirenita. Un acaudalado cervecero, perdidamente enamorado de su figura y de su arte, la obsequió con una pulsera mágica que ella decidió colocarse en el tobillo izquierdo, no sin antes ser advertida de que si alguna vez se la quitaba quedaría transformada en bronce. Ellen no tardó en olvidarse del aviso, y una tarde de verano, después de tomar desnuda un baño en la costa Langelinie de Copenhague, y mientras se secaba sobre una roca, deslizó de su pie el abalorio y su cuerpo quedó al instante bronceado. Literalmente. 

De lo que pasó con la pulsera poco se sabe. Muy probablemente alguien la encontró y se la probó, pero es previsible que, desconocedor de sus efectos fantásticos, no le durara puesta mucho tiempo. Eso explica que haya tantas esculturas de bronce por toda Europa. Y muchas de ellas de personajes que solo llegaron a ser ilustres mucho tiempo después de ser estatuas.



(Relato presentado al concurso del Blog Esta Noche Te Cuento, inspirado en la foto de Benoit Courti).

miércoles, 30 de mayo de 2018

APÓCRIFO FIEL

Hace años que murió, si es que alguna vez llegó a nacer. Juan, sevillano según dicen, ronda siempre por la puerta del cementerio. No pide nada, solo se dirige a quienes llegan a visitar a sus difuntos y les regala una de sus sentencias, como «Aprendió tantas cosas que no tuvo tiempo para pensar en ninguna de ellas», o «Un pedagogo hubo; se llamaba Herodes»; pero como son franceses, no entienden nada y se limitan a saludar con una sonrisa y a proseguir su camino, habituados ya a su presencia educada e inofensiva. Sin embargo, cuando quienes llegan con flores en las manos son españoles, circunstancia nada infrecuente, sí reconocen su «Ayudadme a comprender lo que os digo y os lo explicaré más despacio», seguido de «¿Comprendéis ahora por qué los grandes hombres solemos ser modestos?» con que les obsequia. Se emocionan, conversan con él, le llaman por su apellido, De Mairena, le oyen despedirse diciendo «No hemos de incurrir nunca en el error de tomarnos demasiado en serio», y se congratulan de haber venido hasta Collioure.



(Relato finalista en la VIII Microquedada Relatista celebrada en Sevilla. Personaje sevillano asignado: Antonio Machado).

viernes, 25 de mayo de 2018

UNA POCA ELIPSIS

La Muerte se ha olvidado de nosotros y se ha llevado los caballos. Así que aquí estamos los tres: uno siempre con ganas de bronca, el otro con apetito a toda hora y yo, que no encuentro quien se acerque a menos de lo que alcanza una mirada.


(Relato No presentado al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: La muerte se ha olvidado de nosotros).

martes, 22 de mayo de 2018

HECHA LA LEY

La tarea no se presentaba nada sencilla. Ya de regreso, después de mucho tiempo guerreando por Tierra Santa y de continuos trasiegos persiguiendo o huyendo de los infieles, tocaba ahora localizar, entre cientos de arcones y alforjas, la preciada llave garantía de su honra y honor. Y sin la certeza plena de que lograrían encontrarla después de tantísimos avatares. La joven dama, aburrida y resignada, extrajo con cierto desdén una horquilla de su peinado y, con una sola mano y mucha habilidad y destreza, la manipuló convenientemente para ofrecérsela a su caballero: ¿y si probáis, mi señor, con esta ganzúa?



(Relato finalista en Wonderland, de Radio4).

viernes, 18 de mayo de 2018

TÍMIDA CURIOSIDAD



Una enredadera tatuada, con hojas en forma de corazón, ascendía por sus piernas hasta desaparecer, bajo su falda, por encima de las rodillas. Iba con un joven musculoso y malencarado y les habría preguntado si la obra estaba terminada y qué fue del tatuador, pero me dio corte.



(Relato presentado al concurso YK Complementos. Frase obligada: por encima de las rodillas).

martes, 15 de mayo de 2018

EL PARAÍSO PUEDE ESPERAR

Repasó mentalmente el contenido de sus bolsillos: tres monedas, el mechero, las llaves y la cartera, con el DNI y dos tarjetas de crédito. Nada que le fuera de utilidad en ese preciso instante. Sin embargo, en sus manos sostenía la libreta de tapas de hule negras en la que se encontraba el compendio de muchos años de trabajo; dibujos y fórmulas del ingenio que revolucionaría el mundo, cambiaría la vida de millones de personas, cubriéndolas de felicidad, y a él le otorgaría gloria y fortuna por siempre. Precisamente iba a patentarlo esa misma mañana, en cuanto acabara el asunto inaplazable que le tenía ocupado. Pero, a pocos centímetros de su cara, su frustrada mirada era devuelta por aquel metálico, estúpido e inútil portarrollos sin rollo.




(Relato finalista en el VI Concurso ELATC "Lola Fernández Moreno").

viernes, 11 de mayo de 2018

DEBUT EN TABLAS

Sonsoles Niñoles tenía claro desde bien pequeña que quería ser actriz. Por eso cursó estudios de arte dramático, destacando en expresividad facial, que completó con clases de canto y baile. Además de cinco idiomas en los que alcanzó una dicción perfecta, incluso con giros y acentos comarcales. También aprendió a maquillarse y a transformarse en cualquier tipo de personaje, ya fuera de su propio sexo o del opuesto. Después de varios e intensos años de preparación, se lanzó a buscar trabajo y tras algunos intentos fallidos logró su selección en un casting, en dura pugna con un hombre estatua habitual de céntricas plazas y avenidas. Por fin, Sonsoles vería su sueño cumplido en un teatro importante de la capital, con la obra de un célebre escritor y en el papel estelar del personaje que figura en su título: Cinco horas con Mario.




(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Inspirado en la foto de Annie Leibovitz que lo acompaña).

martes, 8 de mayo de 2018

PRINCIPIOS IRRENUNCIABLES

Acababan de cenar y, dadas las circunstancias, el marido, tímidamente y sin mucho convencimiento se aventuró a proponer:

–¿Y si dejamos la mesa como está y ya la recogemos mañana, que es sábado y no tenemos nada que hacer?

–¡De ninguna manera! En mi familia, no como en otras– contestó su esposa con retintín y arrastrando las últimas sílabas–, nunca se ha dejado algo por limpiar de un día para otro.

Mientras tanto, desde la ventana y encaramado a su escalera, un circunspecto bombero alternaba su mirada entre la discusión conyugal y las llamas que ya asomaban dos pisos más abajo.



(Relato finalista en el concurso de La Radio en Colectivo).

viernes, 4 de mayo de 2018

HÁBITAT

El armario de dos cuerpos es de estilo colonial en madera de cedro del Líbano. El bargueño, Luis XV, de ébano de Botsuana, con incrustaciones de jade, coral y marfil, y la sillería victoriana, de caoba de Brasil. La lámpara de araña, aunque aún no alumbra por falta de corriente, es una magnífica pieza de cristales de Bohemia con cincuenta puntos de luz. Los tules y sedas de Damasco, en tonos pastel, dan calidez al espacio. El matrimonio, los niños y el abuelo coincidieron en que el conjunto no quedaba nada mal bajo el puente románico que ahora les cobija.​



(Relato finalista en el IV Concurso de microrrelatos de la EAPN).

martes, 1 de mayo de 2018

NATURALEZA MUERTA

En la penumbra de una tarde serena, cada estancia vacía de la casa abandonada recoge sombras de tristeza sobre reflejos de nostalgia en mate. Afuera, en la sinuosa senda del aljibe, la hojarasca seca que cubre el polvo añejo camufla la huella de los últimos pasos inseguros de la niña.




(Relato presentado al concurso del blog Cincuenta Palabras).

domingo, 29 de abril de 2018

REEMPLAZO DEL 78

La sangre se desliza rápida, empapa el suelo de Cuernocabra y forma unos surcos que al poco se convierten en torrente. La idea se le ocurrió al Paulino, empeñado en romper estereotipos, y fue secundada por todos los mozos de su quinta que este año serán llamados a filas. Dispuestos a superar a los reemplazos anteriores, convocaron a todo el pueblo en la plaza y se aplicaron con habilidad y denuedo al degüello generalizado, empezando por el señor alcalde y siguiendo por el párroco. Al final de la jornada, los quintos proclamaron orgullosos que esta vez sí llegó al río.



(Relato finalista en Wonderland, de Radio4).