viernes, 30 de diciembre de 2016

REBELDES CON CAUSA


 A todos nos ha ocurrido. Sin embargo, nunca se habla de ello ni se conoce denuncia al respecto. Pero el hecho es ¿dónde diantre se meten los calcetines que misteriosamente desaparecen después de haberlos echado a lavar?

  Al descubrir la ausencia, se suele mirar en el fondo de la lavadora. Revisión infructuosa. Luego, se rastrea el trayecto entre la máquina y el cesto de la ropa sucia, quizás se cayó durante el traslado. Comprobación inútil. Después, se ojea la canasta de mimbre por si alguna hebra los hubiera retenido. Tampoco nada. Finalmente, se guarda al sobreviviente en espera de que pueda aparecer su pareja. No hay noticias de que ocurriera jamás.

   Un equipo de científicos y parasicólogos ya está investigando el caso. Han descubierto que el fenómeno, curiosamente, no se produce en zonas pobres de Asia y África y que estas prendas presentan gran sensibilidad a la alienación, por lo que solo ejemplares con complejo de Narciso son inmunes al ansia de escapar. Se supone que emigran en busca de compartir su vida con compañeros de distintos colores, diseños y texturas con los que desarrollar su propia personalidad.

   La resolución de este enigma que atribula a la humanidad está próxima.



(Relato presentado al concurso del blog Esta Noche Te Cuento. Tema: Inmigración).

lunes, 26 de diciembre de 2016

AUTOPISTAS VACÍAS

  

  
 El camión que entró por despiste en la autopista quedó atrapado en las telarañas del primer túnel.

(Relato ganador en el blog Cuenta 140, de El Cultural. Tema: Autopistas vacías. Relatos con un máximo de 140 caracteres. El juez único dijo:
"La clave de este relato está en una imagen de tal contundencia ilustrativa que atrapa como la misma telaraña en la que desemboca el malhadado camión protagonista. El autor ha tomado el tema de la semana y ha optado por lo descriptivo para narrar un escenario apocalíptico y un despiste mortal, proponiendo un mundo donde las telarañas son el resultado del abandono y a la vez una desgracia en la que caen los conductores despistados. Podemos imaginar gigantescos arácnidos como tétricos guardianes de la desolación y voraces devoradores de quienes pierden el rumbo para caer en su trampa. El cuentín, aquí, actúa como una flecha. Con un solo movimiento da en la diana de proponernos un escenario fascinante con una narración directa y veloz. 

Enhorabuena, Rafa Olivares, por el premio."

miércoles, 21 de diciembre de 2016

TE QUIERE, MAMÁ

CARMINA
Te quiere, mamá, más que a ninguno de los cinco, incluidas las mellizas. Por eso tienes que ser tú quien se lo diga, no podemos permitir que se entere de cualquier manera. Hay que evitarle el bochorno ante todos los vecinos y la preocupación de cómo atender el gasto. Tiene que saber cuanto antes que hoy es veintiuno.



ANIVERSARIO
«Te quiere, mamá» termina, como siempre, la carta con matasellos de la estafeta de Manhattan y con su inconfundible y elegante letra que me entrega el cartero, indefectiblemente, cada once de septiembre desde el año del impacto de su vuelo.



SIN PAPELES
–Te quiere, mamá, como si fueras su madre –le dice Javito en tono entre suplicante y convincente–, es limpio, ordenado, obediente y me ayuda en los deberes. Podría dormir en el jardín y por su alimentación no tendrías que preocuparte, se nutre de moléculas aéreas invisibles. Pero de momento no podríamos adoptarlo porque se dejó la documentación en Ganímedes. 



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: Te quiere, mamá).

lunes, 19 de diciembre de 2016

PUBLICIDAD ENGAÑOSA

   Pensaba que sería el cartero y, al abrir la puerta, Patricia se encontró con la sorpresa de ver a su marido Eduardo, algo serio y desmejorado, con una nota en la mano que extendía ante sus ojos. De inmediato reconoció la letra de Marga, su mejor amiga, que empezaba pidiendo perdón. Y seguía: tus comentarios siempre positivos y optimistas sobre Edu me confundieron, llegando a idealizarle y a ilusionarme. Ojalá no me guardes rencor por devolvértelo dos meses después. Verás que está tal cual me lo llevé. No tienes por qué preocuparte, te prometo que no comentaré nada a nadie.



(Relato finalista en el programa Wonderland, de Radio 4).

martes, 13 de diciembre de 2016

MUERTES UNISEX

ÚLTIMA SINGLADURA

El otro, hombre o mujer, siempre muerto, se mece de nuevo en la cubierta de una barca que surca aguas, esta vez seguras, hacia un destino, ahora sí, acogedor. A los remos, atareado y sin embargo puntual, Caronte conoce bien el rumbo.


RACHA

El otro, hombre o mujer, siempre muerto. Después de seis meses, a tres sesiones diarias, ya sobrepasan el medio millar. Estos períodos de gracia hay que aprovecharlos, ya vendrán los tiempos malos. Lo mejor es que nunca faltan aspirantes. Todos con la ilusión de ganar una fortuna fácil a mi costa. Y con el deseo imposible, en mi actual estado de gracia, de no encontrarse con el único huésped del veleidoso tambor ruso.



CHECK LIST

El otro, hombre o mujer, siempre muerto, inerte, en el féretro, cumplía todos los requisitos. Se había diplomado en Arte Dramático con buenas calificaciones, vocalizaba perfectamente, sin dejes ni sonsonetes, hablaba idiomas, sabía cantar y bailar y tenía experiencia en otro tipo de actuaciones y representaciones. Además gozaba de excelente resistencia física. Era pues, la persona idónea para permanecer cinco horas en el escenario en el personaje de Mario. En la lista de habilidades y conocimientos no ponía nada sobre ronquidos.






(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: El otro, hombre o mujer, siempre muerto).

lunes, 5 de diciembre de 2016

DE BOCADOS Y PINCELES

DONDE LAS DAN

De un certero bocado, le arrebató el pincel con el que trataba, ahora amablemente, de disimularle los moratones de la noche anterior. Probablemente los últimos, porque con la escobilla se llevó también media mano.



ARTE COMERCIAL

De un certero bocado, le arrebató el pincel de mango de hueso de ternera y cerdas naturales –2’10 euros en oferta–, cuando solo había trazado una raya disforme que no llegaría a cinco céntimos de pintura al óleo. En total, con el lienzo y el bastidor ya montado, en ningún caso pasaría de 30 euros. Por eso, no pudo evitar una mirada de gratitud al caniche cuando, en la subasta, la obra superó el millón. 



ANTECEDENTES

De un certero bocado, le arrebató el pincel antes de que se durmiera. Después, el dinosaurio, aguardó expectante a que despertara.



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena, de la SER. Frase de inicio obligada: De un certero bocado, le arrebató el pincel).