miércoles, 28 de mayo de 2014

DE RECORD

    El acusado ya no era un chiquillo y el juez atendió la opinión del fiscal de que no era menester ordenar su ingreso en prisión. Sin embargo, le impuso una fianza de doscientos euros y la obligación de comparecer en la comisaría cada quince días. El abogado defensor, aunque admitió que su representado había utilizado los transportes públicos sin pagar, recurrió la decisión y pidió posponer el inicio de las comparecencias dos meses. Su representado, nonagenario y miembro de los yayoflautas de la ciudad, debía participar, desde el día siguiente, en el marathon de rock and roll, a las puertas del Ayuntamiento, como protesta por la subida del bus. De paso trataría de batir el record guinness establecido en cuarenta y cinco días. 







(Relato presentado al concurso Microrrelatos Abogados de Mayo. Tema: abogados. Palabras obligatorias: chiquillo, menester, opinión, fianza, comparecer).

domingo, 25 de mayo de 2014

TRASTOS VIEJOS


    En primavera tocaba limpieza general. Mamá lo subió al desván y lo acomodó entre un viejo ventilador averiado y una mecedora desfondada. Cambió la distribución de los muebles. Ahora el salón le parece más espacioso. 

     Tres meses después sigue allí arriba. Acumulando polvo, con su mantita de cuadros sobre las piernas. Resignado y taciturno, el abuelito, el pobre.



(Relato seleccionado para publicación en el concurso de Diversidad Literaria "La Primavera ... la sangre altera").

miércoles, 21 de mayo de 2014

PRIMAVERA


     Solo ceniza y con forma de cruz. Aquel mismo día ya surgieron brotes verdes. A la mañana del día siguiente, jueves, espléndidos geranios rojos, rosas y blancos poblaban nuestra frente. Y por la tarde al hermano hortelano le pasaron a la cocina.




(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Solo ceniza).

domingo, 18 de mayo de 2014

ÁNGELES Y DEMONIOS


    Sucedió hace varios siglos, para ser exactos a mediados del XXI. El proyecto de la ONU por un mundo mejor, proponía una isla del Pacífico para ser habitada sólo por mujeres. La continuidad de la especie estaría en ella garantizada por científicas que seleccionarían y clonarían exclusivamente células hembras. 


     La sociedad de aquella época lo tomó con más escepticismo que rigor y no faltaron las chanzas estereotipadas. Que si sería la isla más limpia del planeta, que si no habitarían en ella cotorras o loros porque no soportarían la competencia, que si sólo se cultivarían palmeras con frutos multifunción, ... Ellas no se arredraron y siguieron adelante con la idea que, durante milenios, demostraron viable y positiva.

     El principio del fin comenzó cuando sus dirigentes decidieron que necesitaban una religión que moderara y contuviera las ansias de las más progresistas. Crearon sus diosas, sus iconos, sus santas -todas vírgenes, por supuesto, aunque la palabra careciera de significado en aquella ínsula-, y su demonio, sin cuernos pero con rabo.

     Un día, las más aguerridas embarcaron en busca del maligno para acabar con él y disipar así su diabólica amenaza.

     La atracción por el pecado y el efecto llamada hicieron el resto.





(Relato presentado al concurso Esta Noche Te Cuento de Mayo. Tema: Isla de Mujeres).

martes, 13 de mayo de 2014

LLUVIAS DE FUEGO

DEBUT
   La lluvia de fuego que lentamente devoraba la ciudad, sumió al joven meteorólogo de la capital, en su segundo día de trabajo, en un incontenible y candente sollozo.



SODOMA, GOMORRA Y ...

     La lluvia de fuego que lentamente devoraba la ciudad ya había sido anunciada días antes por predicadores de distintos credos y dogmas. Era el justo e inevitable castigo a tan reiterada soberbia. Optar de nuevo a la candidatura olímpica constituía un pecado sin perdón.

IMPASIBLE EL ADEMÁN

     La lluvia de fuego que lentamente devoraba la ciudad fue el primer aviso de lo que vendría después, un estruendoso temblor de tierra que abrió fallas por doquier tragándose vidas, estructuras y proyectos. Más tarde vino lo de las plagas de langostas, ranas y moscardones, y luego lo del llanto y crujir de dientes.


        Bueno, pues ni aún así abandonaron sus escaños.


(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: La lluvia de fuego que lentamente devoraba la ciudad).

domingo, 11 de mayo de 2014

FIRMAS Y FIRMAS

   Aquello era demasiado, su conciencia no podría soportarlo. Y le dolía porque era su queridísima hija y nunca antes le había negado nada. 

     No le tembló el pulso, esa misma mañana, al firmar dos órdenes de desahucio de otras tantas familias numerosas. Si no se respetan los compromisos de pago ¡adónde vamos a ir a parar! 

    Tampoco le creó dudas el archivo de la demanda por cohecho, contra aquel político, por defectos de forma; no por la comisión del delito, que había sido flagrante, sino por el insuficiente timbrado de la denuncia. Las normas y los procedimientos están para cumplirse, de otra forma ¡hacia qué tipo de anarquía nos dirigimos! Y desde luego, nada tuvo que ver que, habitualmente, formara pareja de mus con el acusado. 

   Desestimar la denuncia por aquellas abusivas tarifas de la operadora telefónica también fue muy rápido y sencillo. ¡Parece que hay quien aún no se ha enterado de que vivimos en un sistema de mercado libre! 

    Pero lo que sabía que le quitaría el sueño era rubricar el pliego que había traído su hija de la universidad. Ya había unos cientos de firmas en él, pero incluir la suya le generaba un gran desasosiego. Como magistrado, le costaba unirse a la petición de indulto para aquella mujer condenada por haberse ido del supermercado sin pagar los potitos de su bebé.

miércoles, 7 de mayo de 2014

LAMENTOS HIPÓCRITAS

FUNAMBULISMO

    Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir, pero no debimos ensayar, con los ojos vendados, sobre los raíles del tren.




DE LETRA EN LETRA

    Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir y ya lleva tres años en casa. No hace nada de provecho, sólo mover cosas de acá para allá, encender y apagar luces a destiempo o incordiar al perro. Yo sólo propuse el juego aquella noche, pero fue Lucas quien le invitó a quedarse. ¡Y aquel vaso de nocilla corriendo de letra en letra ...!



(Relatos presentados al concurso Relatos en Cadena de la SER. Frase de inicio obligada: Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir).